Cae fuerte el stock ganadero por la sequía y la pelea con el campo

Se perdió un 10% en relación a 2007. Prevén subas en el precio de la carne.
El rodeo vacunos de la Argentina perderá este año un 40 por ciento de su zafra de terneros, lo que significa que nacerían entre 3 y 4 millones de terneros menos que el año pasado, debido a la sequía, al bajo índice de preñez durante el entore (envío de toros a rodeo e inseminación) y al desaliento de los productores ante el incierto futuro de la ganadería. Además de perder parte de la Cuota Hilton, el panorama pone al stock ganadero también en el tobogán, con una caída del 10% respecto al mayor nivel de stock registrado en 2007 con 57 millones de cabezas y que hoy bajaría a 52 millones.

Pero también hay una esperanzadora noticia. Pese a la crisis internacional, la oferta global de carne vacuna es insuficiente y el mundo sigue demandando carne, según los especialistas.

"La pérdida de unos 4 millones de terneros y la baja del stock a 52 millones de cabezas es reversible, porque las causas fueron la sequía y la falta de señales claras para el sector ganadero", coincidieron ante Clarín el titular del IPCVA, Dardo Chiesa, y el consultor Víctor Tonelli.

En Liniers, el precio desde enero creció un 35 %, pasando el kilo vivo a $ 3,70, contra los $ 2,80 de fines del año pasado. Si se toma en cuanta la devaluación y los mayores costos, se considera que los $ 3,41 de tope alcanzados en julio pasado -en medio del conflicto entre el Gobierno y el campo- equivaldrían a unos $ 4 de hoy. Y hay un desfasaje de 5 a 6 veces más en el mostrador de la carnicería.

Chiesa recordó que está en pleno funcionamiento la vacunación de egreso y que el stock está en unos 54 millones de cabezas. "El problema es cómo está ese stock, porque tenés unas 22 millones de vacas que son madres, en un mal estado, y en primavera cuando se ponen los toros para preñar, la vaca tiene que estar bien nutrida, porque además tiene un ternero al pie que está alimentando".

Los datos de la sequía arrojan una mortandad de más de un millón de vacunos, que para el presidente del IPCVA ya suman alrededor de 2 millones de animales. "Y además hubo una gran venta de hacienda que se vendió flaca o en malas condiciones, antes de que se muriera en el campo", subrayó.

Los especialistas recuerdan que de 22 millones de vacas se obtienen entre 13 y 14 millones de terneros, en épocas normales en la Argentina. "Yo creo que este año vamos a andar en los 10 millones de terneros, que son los novillitos que la gente va a estar comiendo a fines de este año y el año que viene", agregó Chiesa.

El otro gran drama del rodeo argentino en picada es la gran matanza de vientres. Los datos de la faena, que no publica ya la ONCCA, indican que más del 48 por ciento corresponden a vacas y terneras. "Es vaca en mal estado y terneras de los feed lots sobre todo, porque en la carnicería se premia a la ternera, un tema complicado porque las terneras que se matan hoy ya no serán madres mañana", explicó Chiesa. Según los viejos índices de cálculo de la JNC, por encima del 44% ya se está en nivel de liquidación.

El porcentaje de extracción, según especialistas como Ignacio Iriarte, se ubica en el 25%. "Por cada caída de cuatro millones de cabezas en el stock, se pierden un millón de cabezas de capacidad de faena anual", explica Iriarte. Chiesa no coincide sin embargo con los índices de zafra de terneros que estima Iriarte en 12,7 millones para este año, pero cifras aparte, señalan que habrá un fuerte agujero en la producción de terneros.

Comentá la nota