Fuerte repudio del Concejo a medida cautelar de un juez

Consideró que se entrometió en asuntos del Poder Ejecutivo al ordenar la habilitación de un supermercado en pleno centro. La declaración de rechazo fue firmada por todos los bloques políticos.-
En una declaración que carece de valor legal pero reviste importancia política, el Concejo Deliberante repudió ayer la medida cautelar por la que el juez en lo Contencioso Administrativo Marcelo Fernández ordenó al Municipio habilitar la instalación de una sucursal del supermercado Carrefour en el microcentro de la ciudad.

El texto, que fue votado por todos los bloques políticos, rechaza la intromisión del Poder Judicial en un asunto que corresponde tratar al Ejecutivo, como las habilitaciones comerciales.

"Cada uno de los poderes tiene su función. Y al juez le corresponde juzgar, de ningún modo asumir el rol del Poder Ejecutivo", disparó el radical Fernando Rizzi, para quien la medida cautelar "no tuvo fundamento legal" e "invade" la aplicación de las ordenanzas.

"Estamos frente a un caso muy claro de intromisión del Poder Judicial en un tema que no es de su competencia", lo siguió, casi en el mismo tono, Diego Garciarena, del Frente Nacional y Popular. "Es la primera vez que veo que un juez habilita un negocio".

El jefe del bloque oficialista, Héctor Rosso, tampoco eludió la crítica. "No es un tema menor. La autonomía municipal debe ser una herramienta", dijo, y dio a entender que fallos de esta naturaleza pueden llegar a limitar las normas sancionadas por el Concejo.

Debemos defender la competencia del Municipio sobre qué habilita y cómo, y no permitir avasallamientos. De ninguna manera debemos bajar los brazos en pos de la defensa de la potestad municipal", intervino la titular del bloque radical, Cristina Coria.

Con su medida, Fernández permitió la apertura de un supermercado en pleno centro, algo que había impedido una ordenanza aprobada el año pasado. Ayer, trabajadores de Toledo usaron la banca abierta del Concejo para advertir sobre la crítica situación económica de esa cadena local.

"La apertura de ese supermercado no afectó sólo a la sucursal (de Toledo) del centro, sino también a otras siete. Facturan un 50 por ciento menos", puntualizó Brian Cardozo, empleado de la empresa.

La medida cautelar del juez en lo Contencioso Administrativo ya había sido apelada y repudiada por el Municipio. Leandro Laserna (Acción Marplatense) subrayó la decisión política de limitar la instalación de grandes superficies comerciales y señaló el compromiso del gobierno de Gustavo Pulti "por la empresa y el empleo local".

Comentá la nota