Una fuerte réplica vuelve a sacudir a Italia

Un temblor de 4.9 en la escala de Richter volvió a afectar a la región de Abruzzo, llegando a sentirse en Roma y Umbría. El número de víctimas por el sismo aumentó a 287
La fuerte réplica tuvo lugar a las 21.40 de ayer (17.40 hora Argentina), y derrumbó una nueva casa en la calle principal de L´Aquila, aunque no se encontraba nadie en el lugar al momento del suceso.

La zona sigue aislada, justamente por la continuidad de movimientos sísmicos en el lugar, y los trabajos de rescate se mantienen, con unos 11 mil socorristas afectados a las tareas.

"De hecho, no hay ningún habitante que se encuentre actualmente en su casa: hay demasiadas réplicas o peligros de derrumbe en los edificios", explicó el intendente de L´Aquila, Massimo Cialente.

Del mismo modo lo explicó el periodista Sergio Mora en diálogo con C5N, al señalar que "el centro histórico ha sido evacuado". "El gobierno ha pagado 7.000 puestos en hoteles porque prefieren que las personas se mantengan alejadas del lugar, y permitan trabajar a los socorristas", añadió.

Asimismo, descartó que puedan contabilizarse nuevas víctimas fatales producto de los temblores, y explicó que el aumento en el número de fallecidos se debe a los heridos, y aquellas personas que se encontraban debajo de los escombros generado por el primer sismo.

El temblor es el enésimo desde el primer sismo que afectó al país el martes, dejando un saldo, hasta el momento, de 287 muertos (entre ellos una ciudadana argentina), más de 1.500 heridos, y unas 25.000 personas sin casa, según informó la Guardia Civil.

De acuerdo a los especialistas, las réplicas comienzan a moverse hacia el norte del país, generando preocupación en la opinón pública.

Por ese motivo, los geólogos italianos se encuentran intentando interpretar el fenomeno, para prevenir futuros desastres.

Comentá la nota