Fuerte rechazo de los textiles argentinos a las críticas de Brasil

Industriales textiles argentinos defendieron las medidas de control que protegen al sector en términos de comercio exterior, y consideraron "llamativo" el reclamo de la federación industrial de Brasil respecto de estas medidas
"Si no hubiera medidas de control -como las licencias no automáticas- el perjuicio para la industria textil y al trabajo sectorial podría ser irreversible", señaló Fundación ProTejer, mediante un comunicado.

La entidad consideró que "resulta llamativo que el presidente de la Federación Industrial de San Pablo, Paulo Skaf, exija represalias contra la Argentina por la aplicación de medidas de "control" al comercio -como son las licencias no automáticas de importación aplicadas a productos sensibles como textiles, marroquinería, calzado y juguetes, entre otros- que sólo representan el 4% del universo de su producción".

El titular de la Federación Industrial del Estado de San Pablo (FIESP), Paulo Skaf sostuvo el martes pasado la necesidad de tomar "represalias" ante las medidas de control comercial en la Argentina, al declarar: "Tenemos que responderles con la misma moneda, imponiendo restricciones a la importación de productos argentinos".

"Cabe destacar que esta manifestación del empresario brasileño se produce en un momento en que las capacidades instaladas de estos sectores están ociosas y peligra el trabajo argentino", agregó la entidad textil.

El presidente de la entidad, Pedro Bergaglio, subrayó que "la capacidad de daño que en este momento tiene la industria brasileña para el tejido industrial argentino y los puestos de trabajo involucrados podrían llegar a ser irreversibles, lo que justifica categóricamente la adopción de medidas de control por parte del gobierno argentino".

"En el marco de una creciente presión a la apertura del comercio internacional y de los infructuosos avances de la última ronda de negocios de la Organización Mundial del Comercio (OMC), es fundamental la comprensión y la armonización de la relación bilateral entre Argentina y Brasil", añadió Bergaglio.

Según ProTejer: "lo que 'olvida' Skaf es que la Argentina ha venido contribuyendo al desarrollo de la industria textil brasileña, con un superávit comercial favorable a su país en el intercambio de productos textiles, de 1.690 millones de dólares en los últimos cinco años".

De acuerdo a las cifras de la Aduana, la Argentina vendió en 2008 productos textiles a Brasil por un valor total de 203,7 millones de dólares e ingresaron mercaderías brasileñas del rubro al mercado nacional por 569,8 millones de dólares.

"En consecuencia, la Argentina por cada producto textil que vendió a Brasil le compró tres. El Sr. Skaf debería tener en cuenta, que el mercado argentino es cuatro veces más chico que el brasileño; por lo tanto, las exportaciones de su país representan para el mercado argentino 12 veces más de lo que las argentinas constituyen para el mercado brasileño", concluyó la entidad.

Comentá la nota