Fuerte rechazo opositor al adelantamiento de las elecciones.

Delia Pinchetti de Sierra Morales (FR) y José Ignacio García Hámilton (UCR), dos de los representantes tucumanos en el Congreso de la Nación adelantaron su rechazo al proyecto para modificar la fecha.

A 24 horas del anuncio presidencial sobre la intención de adelantar las elecciones legislativas nacionales para el próximo 28 de junio (estaban convocadas inicialmente para el 25 de octubre), ayer se multiplicaron las críticas de la oposición contra la medida.

Dirigentes de distintas extracciones opinaron que el proyecto de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para modificar el Código Electoral, el cual deberá ser aprobado por el Congreso antes del próximo 28 de marzo (para cumplir con el requisito de hacer la convocatoria 90 días antes de los comicios), sólo responde a intereses del oficialismo.

Adelantan votos en contra

El diputado radical José Ignacio García Hamilton, uno de los representantes tucumanos en el Parlamento nacional, se expresó en contra del adelantamiento de las elecciones dispuesto por la Presidenta y consideró que "el único fin de esta decisión es no seguir perdiendo credibilidad y votos en la gente".

El dirigente opositor opinó que "la crisis económica que estamos sufriendo los argentinos -de la cual el Gobierno nacional es el principal responsable- no es motivo para adelantar las elecciones. Las crisis no se enfrentan con acciones electorales, sino generando confianza a través de la correcta toma de decisiones políticas y económicas", disparó García Hamilton.

El diputado nacional adelantó su voto negativo en el tratamiento del Proyecto de Ley que el Ejecutivo enviará el lunes al Congreso y recordó que "todavía se encuentra vigente el artículo 53 del Código Nacional Electoral, norma aprobada en 2004 y que establece que la elección nacional se realizará el cuarto domingo de octubre inmediatamente anterior a la finalización de los mandatos".

A su turno, la senadora Delia Pinchetti de Sierra Morales, otra de las representantes de nuestra provincia en el Congreso de la Nación, adelantó que junto a su compañero de bancada, Carlos Zalazar, estudiarán "exhaustivamente" el texto de la norma que el PEN enviará al Congreso para conocer su alcance y leer el mensaje de elevación", que, según consideró "será seguramente una falsa confesión de los motivos de esta anticipada convocatoria electoral".

La parlamentaria opositora sostuvo que Cristina y Néstor Kirchner "vienen negándose a admitir no sólo los reclamos del agro, sino tampoco la inseguridad, la pobreza y los coletazos de la crisis mundial. Pero, como Catamarca corrió el velo del futuro, decidieron romper códigos, pisotear leyes y avanzar antes que se les termine la plata para comprar todo lo que camine, incluidos gobernadores, intendentes y legisladores", acotó.

También consideró que desde la Nación "adelantan las elecciones nacionales para cambiar el eje de la discusión, y ocultar debajo de la alfombra, los problemas sin resolver, desnudando la debilidad institucional y financiera en que se encuentra la Argentina. Me dan miedo porque administran nuestro destino con un fósforo en la mano", advirtió.

Frente al anuncio presidencial, la senadora republicana le aconsejó a los argentinos "que sean muy prudentes, y entre otras cosas, guarden el dinero en lugar seguro y no tomen créditos porque después del 28 de junio, no habrá reglas de juego a que atenerse".

Rechazo de la izquierda

El titular del Partido Obrero en Tucumán, Daniel Blanco, sostuvo que los adelantamientos electorales, tanto del gobierno Kirchner como del gobierno de (Mauricio) Macri, son un acto de desesperación política. "Unos y otros, gobierno y oposición, advierten por sí mismos su incapacidad para afrontar la crisis. Unos y otros, gobierno y oposición, se preparan para estafar al pueblo, porque prometerán en junio lo que no podrán cumplir después, como lo prueba que adelantan las elecciones", manifestó.

Frente a ese escenario, Blanco llamó "más que nunca, a constituir una gran alternativa política anticapitalista".

A su turno, la titular del Movimiento Socialista de los Trabajadores - Nueva Izquierda, Clarisa "Lita" Alberstein aseveró que el adelantamiento de las elecciones "es un nuevo manotazo de ahogado de un Gobierno debilitado por el golpe recibido con la derrota electoral en Catamarca y las protestas sociales contra el tarifazo, los bajos salarios docentes, la desocupación, la inseguridad y la corrupción".

Según la dirigente opositora, esos son problemas que el Gobierno "no resuelve y que no resolverá porque continúa con el mismo modelo capitalista que está fracasando a nivel mundial".

Por último, Alberstein dijo que adelantar los comicios "es una maniobra antidemocrática para continuar en el poder e impedir que se exprese y organice, en una nueva alternativa política, el voto castigo contra el proyecto monárquico de los Kirchner".

Comentá la nota