Fuerte rechazo en Mendoza al proyecto de las “casas chinas”

Fuerte rechazo en Mendoza al proyecto de las “casas chinas”

El oficialismo presentó la iniciativa en Diputados. La oposición puso el grito en el cielo por el elevado costo de cada una: casi $700 mil.

El Gobierno de Mendoza llevó el miércoles a la Legislatura un proyecto de ley para endeudarse por U$S480 millones para construir 6.000 viviendas en la provincia, con crédito que proporcionará la República de China, a una tasa de interés del 4,5% y a financiar en 15 años. Los números duros indican que las casas costarían unos $680.000. Según números oficiales del IPV, cada vivienda poseería 55m2 cubiertos, es decir que el metro cuadrado se pagaría a unos $12.300.

El rechazo al proyecto, tal y como está planteado, es rotundo en Diputados –ingresó por esa cámara–. Así coincidieron los radicales, el PD, el FIT y el Frente Renovador. Desde todas las bancadas adelantaron su negativa a acompañar un volumen de endeudamiento como el planteado por el PJ, aún si se trata de buscar solución a un tema tan complejo como es el de la falta de vivienda para los mendocinos. 

Qué dice la oposición

Una vez puestos sobre aviso del costo de cada vivienda y de la cifra total del endeudamiento para construirlas, los primeros en negar el apoyo fueron los radicales. 

El presidente del bloque de la UCR en Diputados, Néstor Parés, aseguró que si bien tiene que estudiar el tema y discutirlo puertas adentro de su partido, ya adelantaba su voto negativo. “Cuando aprobamos el Presupuesto fuimos muy claros: acordamos U$S800 millones en carácter de endeudamiento bajo todo concepto. No vamos ahora a aceptar que nos metan estos proyectos de toma de deuda pública por la ventana”, sentenció el radical.

Mientras, Rómulo Leonardi, diputado del PD, aseguró: “Hoy la Provincia tiene que resolver demasiados problemas financieros. Como las letras por $700 millones que debe recuperar antes de fines de año y los U$S800 millones de endeudamiento. Que solucionen primero estos temas antes de buscar nuevos”, aseguró el diputado demócrata, quien destacó también que los costos de cada vivienda son elevadísimos para aprobarlos.

Daniel Cassia, diputado del Frente Renovador, tampoco tuvo palabras de halago para el proyecto. “En esta provincia, en los últimos doce años, la política de viviendas que ha habido es la del hornero: hacen las casas con el  pico. En Argentina, la única provincia que tiene un plan de viviendas serio es San Luis: abarca a todas las capas sociales”. 

Por último, también el Frente de Izquierda se mostró en contra del proyecto. “Lo vamos a rechazar. Es un negociado de capitalistas. Es evidente que hay sobreprecios. Lo que nosotros proponemos es la construcción de  viviendas populares, y que su construcción sea financiada por un impuesto de emergencia a las grandes fortunas provinciales y un aumento en las regalías petroleras”, dijo Héctor Fressina, del FIT.

Detalles

El bloque del PJ en Diputados en pleno, con el presidente de la cámara, Jorge Tanús a la cabeza, y los directores del IPV (Omar Parisi y Carmelo Simó) llevaron la idea a la Legislatura. 

Contaron que las 6.000 viviendas que se construirán servirán para disminuir el déficit habitacional, que asciende a 46 mil casas, además de sumar unos 30 mil puestos de trabajo.

Coment� la nota