Fuerte rechazo de expertos a la vieja receta de Scioli contra la inseguridad

Fuerte rechazo de expertos a la vieja receta de Scioli contra la inseguridad
Consideraron "inaceptable" criminalizar a los menores, una idea que el gobernador saca a relucir ante cada ola de inseguridad. Una encuesta de este diario reveló que 9 de cada 10 personas creen oportunistas los dichos de Scioli.
Bajar la edad de imputabilidad es un tema que rechazan los juristas más importantes del país desde hace más de una década. Sin embargo, tal como sucedió un año atrás, cuando fue asesinado de cinco balazos el ingeniero de San Isidro, Ricardo Barrenechea, Daniel Scioli volvió a pedir que los menores involucrados en delitos graves sean juzgados como adultos desde los 14 años.

El intento de asalto feroz que sufrió el ex futbolista Fernando Cáceres –agoniza en el hospital Carrillo- volvió a levantar polvareda. El gobernador bonaerense no tardó en insistir con su plan anti-inseguridad: "Muchos con hipocresía se horrorizan un poco cuando uno plantea estas cosas", admitió, pero aseveró: "Yo quiero que los delincuentes tengan miedo, no que la sociedad tenga miedo. Que el que las hace, las pague".

Consultados por Criticadigital, especialistas en criminalidad y derecho penal juvenil se manifestaron en contra de la receta sciolista. El juez platense, Luis Arias, quien denunció en más de una oportunidad la complicidad entre la Policía Bonaerense y los delincuentes, aseguró que "es inaceptable" analizar la baja de la imputabilidad porque "hay que ver las verdaderas causas".

Arias cargó contra el Gobierno de Scioli al sostener que "el gobernador exige leyes más duras pero su gobierno incumple las leyes de Protección y Promoción de los Derechos del Niño y esto no es investigado por los fiscales. No podemos exigir cumplir las normas cuando los propios funcionarios no las respetan", señaló y agregó: "Esto es impunidad política".

"Creo que antes de bajar la imputabilidad hay que centrarse en la ‘criminalidad política’ que se presenta desde hace varias décadas con un exterminio silencioso de generaciones de chicos a través del abandono y la exclusión. Esta deuda social es imperdonable", completó Arias.

El juez de menores del Departamento Judicial Nº3 de La Matanza, Rodolfo Brizuela, coincidió con Arias y rechazó bajar la imputabilidad, aunque minimizó la creciente ola de delitos protagonizados por menores de edad al asegurar que "no son tantos los chicos que delinquen". "No se resuelve nada colocando chicos más chicos en los penales", aseguró y ofreció su receta: "Hay que trabajar en prevención, en la reinserción social y crear políticas adecuadas de educación, salud y trabajo".

Por su parte, el sociólogo, creador de la Fundación Pelota de Trapo y trabajador por la niñez desde hace más de tres décadas, Alberto Morlachetti, le quitó responsabilidades a los menores y se las adjudicó al Estado. "La inseguridad no la construyen los chicos sino la falta de trabajo, los hospitales desmantelados, el desempleo, las escuelas derrumbadas y un montón de cosas que hacen a la dignidad de la condición humana", sostuvo y completó: "A los chicos hay que ponerles padres con trabajos".

En este sentido, opinó el diputado bonaerense del PRO, Sergio Nahabetián, quien acusó al Gobierno de estar ausente ante el flagelo de la inseguridad. El legislador consideró que "no es cuestión de ponerle un número a la edad de imputabilidad" sino que hay que analizar el tema de fondo que es "la falta de valores que existe en la Argentina".

Como Luis Arias y Rodolfo Brizuela, el diputado insiste en "solucionar los problemas de base". "Es una locura bajar la imputabilidad porque la madurez de un niño no es igual a otro. Depende del contexto, la familia y la sociedad que lo rodea" y marcó las contradicciones del Gobierno: "Quieren combatir el cigarrillo y el alcohol y al mismo tiempo dicen que consumir marihuana no es un delito. Así la juventud está perdida".

Por su parte, el abogado y especialista en derecho penal y juvenil, Diego Freedman, no rechaza la propuesta del gobernador bonaerense pero advirtió que "hay que tener en cuenta los recursos institucionales y judiciales porque bajar la imputabilidad implica una mayor inversión en el sistema penal y juvenil".

Freedman también sostuvo que "la discusión es más compleja. No se puede condenar a una persona que no tiene la capacidad de defenderse o condenarla y no tener los recursos para desarrollar el sistema penal juvenil", y pidió respetar la "procesabilidad" de los chicos, que implica que los menores entiendan el proceso penal para poder ejercer su defensa.

Comentá la nota