Fuerte protesta de Cuba por los nuevos controles

WASHINGTON (DPA).- Luego de que la Casa Blanca reforzó los controles sobre pasajeros de países que acusa de promocionar el terrorismo, entre ellos Cuba, el gobierno de Raúl Castro convocó ayer al máximo diplomático norteamericano en la isla y rechazó las acusaciones de Washington.
La cancillería cubana informó ayer que el diplomático Jonathan Farrar recibió una protesta formal por las medidas de seguridad adoptadas tras el atentado fallido en un vuelo norteamericano en la última Navidad, ataque que sacudió a la Casa Blanca por las evidentes fallas en los controles de seguridad. Desde entonces, Estados Unidos realiza un exhaustivo escrutinio sobre pasajeros de Cuba, Irán, Sudán y Siria, naciones a las que acusa de patrocinar el terrorismo. A ellos se suman viajeros de "países de interés", como Afganistán, Irak, Yemen y Nigeria, que había calificado de injusta su inclusión en esa lista.

En tanto, el Departamento de Estado norteamericano afirmó ayer que Cuba "tiene bien ganada" la designación de país patrocinador del terrorismo. "Es una designación que tiene bien ganada por su largo apoyo a grupos radicales en la región, como el ELN, las FARC, etcétera", dijo un vocero del Departamento de Estado.

Comentá la nota