Fuerte presión político-sindical sobre el Deliberante

Gremialistas junto al intendente reclamaron el tratamiento de la ordenanza que avalará la urbanización de la meseta. Está previsto tratar el viernes en sesión extraordinaria. La presión apunta centralmente al bloque del MPN.
Una evidente presión sobre el Deliberante, y en especial sobre los concejales del MPN, se concretó este miércoles desde el Municipio, cuando el intendente Martín Farizano recibió a integrantes de la Unidad de Gestión Territorial y Urbanización de la Meseta, quienes “le expresaron la preocupación que tienen las entidades que componen esa Unidad, ante la falta de tratamiento de los proyectos de ordenanzas por parte del Concejo Deliberante, y porque tal situación podría derivar en nuevas tomas de los terrenos”.

Durante el encuentro, el secretario de la CGT Neuquén, Sergio Rodríguez, el secretario general del Sindicato de Empleados Judiciales del Neuquén (Sejun), Edgardo Cherbavaz y representantes de otras mutuales y asociaciones plantearon la necesidad de que el Concejo trate antes de fin de año los dos proyectos de ordenanza enviados para la urbanización y regularización de un sector de la meseta, porque una demora en la aprobación de esas normas podría acarrear nuevas tomas de lotes por personas ajenas a las entidades que integran la Unidad de Gestión Territorial.

Rodríguez enfatizó que “nosotros tenemos una pelea o dos por día, por gente que se quiere instalar (en el sector que se pretende urbanizar)”.

En lo que se evidenció como una fuerte presión político-sindical, el titular de la CGT sostuvo que “va a ser una anarquía y quién sabe las consecuencias que podría llegar a tener. Lo más probable es que perdamos las posibilidades de avanzar sobre el proyecto que con tanto trabajo hemos hecho durante dos años", si no se aprueba el proyecto de ordenanza.

Tanto celo sobre el tema tiene que ver con que la cuestión de la urbanización del sector conocido como Batilana fue incorporado al orden del día de la sesión extraordinaria del viernes, donde los concejales evaluarán además un incremento de la tarifa eléctrica, de entre 24 y 28 por ciento.

Participaron de la reunión, que se efectuó en el despacho de intendencia, el jefe comunal, Martín Farizano, el secretario de Coordinación e Infraestructura, Marcelo Gamarra, el subsecretario de Vivienda y Tierras Fiscales, Carlos Di Camillo, el secretario de la CGT Neuquén, Sergio Rodríguez, el secretario general del Sindicato de Empleados Judiciales del Neuquén (Sejun), Edgardo Cherbavaz, y representantes de varias organizaciones sindicales, mutuales y asociaciones.

Sobre la situación, el intendente Farizano explicó que "espero el acompañamiento (del Deliberante), pese a que sé que es un esfuerzo muy grande en este momento del año. Pero también sabemos que hay una necesidad muy importante por parte de la gente. Lo que hemos enviado es un proyecto, y por tanto, es susceptible de las incorporaciones o mejoras. No obstante, tenemos que ponernos en marcha y resolver los problemas, porque declarar la emergencia habitacional en forma verbal, pero después no generar los hechos consecuentes a esa declaración, eso es una incongruencia".

Comentá la nota