Fuerte presión oficial contra Redrado

Fuerte presión oficial contra Redrado
La Casa Rosada ordenó una nueva embestida para debilitarlo; el presidente del Banco Central insiste en que no dejará el cargo
En el Gobierno creen que esta semana será clave para el futuro de Martín Redrado. La Casa Rosada presionará en las próximas horas para desgastar públicamente al todavía presidente del Banco Central, antes de que la Justicia se pronuncie sobre la remoción que dispuso por decreto la presidenta Cristina Kirchner, que podría darse pasado mañana.

Descartada la vía parlamentaria ante la negativa del matrimonio presidencial a convocar a sesiones extraordinarias, la Presidenta iniciará la semana con una fuerte presión sobre Redrado, para lo que buscará, una vez más, el aval de los bancos y las entidades financieras afines a la Casa Rosada. También apelarán al pronunciamiento de los gobernadores en favor de la decisión oficial de crear el Fondo del Bicentenario.

Los Kirchner están convencidos de que los banqueros y empresarios saldrán a plantear nuevamente la necesidad de que el titular del Banco Central dé un paso al costado y por eso el matrimonio y sus ministros más cercanos trabajan en diálogos reservados para forzar un pronunciamiento en contra de Redrado. Según confiaron a LA NACION fuentes del círculo íntimo del matrimonio, en la quinta de Olivos esperan para las próximas horas una andanada de críticas al presidente del Central. "Los gobernadores también deberían hacerlo público. Ellos necesitan resolver esto para conseguir créditos", pidió el diputado Néstor Kirchner.

Encuesta: ¿Cree que el Congreso puede autoconvocarse?

No

No sabe

Votar Ver resultados

Además de la presión pública, la apuesta del Gobierno por estas horas es ganar tiempo. Con el Fondo del Bicentenario y el canje de la deuda, las dos grandes medidas que habían tomado para seducir a los mercados internacionales, fuertemente heridas, hoy en los despachos oficiales sólo se habla de que Redrado deje el cargo para poder avanzar con el decreto de necesidad y urgencia que firmó la jefa del Estado para disponer de 6500 millones de dólares de las reservas.

Anoche, no bien el matrimonio presidencial regresó de El Calafate, donde pasaron el fin de semana, ya comenzó el operativo contra el aún presidente del Banco Central. "Redrado está terminado. La definición de la UCR lo dejó sin sustento", dijo a LA NACION el jefe del bloque oficialista en el Senado, Miguel Pichetto, en referencia a la posición que asumió el radicalismo la semana pasada. A él se sumó el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner. "Con su posición tan caprichosa como inexplicable, Redrado complica irresponsablemente la situación institucional, política y económica del país", planteó en un comunicado.

La estrategia oficial de dilación se completa con una suerte de salida política de largo plazo con la oposición, a la que le propondrían la creación de una comisión de control del polémico Fondo del Bicentenario. La Presidenta reclamará, a cambio, que el Congreso ratifique el decreto que lo creó. Pero ante la negativa oficial a ceder en una negociación más amplia, parece difícil que sus adversarios políticos acepten conformarse apenas con un órgano de control.

Ratificación

La idea, con amplio aval en el círculo parlamentario oficialista, apela a que la oposición fiscalice el uso que se dará a los 6500 millones de dólares que estableció el DNU de Cristina. "Primero que lo ratifiquen", fue la advertencia de la Presidenta a la tropa kirchnerista.

La gran esperanza del Gobierno para esta semana está centrada en la determinación que tomará la Cámara en lo Contencioso Administrativo, que pasado mañana, si acelerara los tiempos, podría tomar una definición sobre la permanencia o no de Redrado en el cargo. Mañana vence el plazo para que el presidente del Banco Central y los diputados de Pro y de la UCR que hicieron presentaciones judiciales respondan las apelaciones del Gobierno respecto de la reincorporación del economista. Si apura los tiempos, el tribunal estará pasado mañana habilitado para definir esta situación.

Cerca del presidente del BCRA dijeron a LA NACION que no está en sus planes alejarse del cargo. "No es un tema personal, sino de la institución. Los dos decretos están mal hechos, y habrá que rehacerlos y enviarlos al Congreso. En ese momento veré cuál es mi decisión", les dijo a sus colaboradores más cercanos. Para eso la oposición debería conseguir el número para forzar una autoconvocatoria, situación poco probable.

Mientras tanto, el Gobierno cerrará los detalles para instrumentar el decreto que creó el fondo. Si bien los funcionarios reconocen que su puesta en marcha quedó herida, apelan a que con la eventual salida de Redrado y el levantamiento del embargo sobre las reservas que dispuso el juez de Nueva York Thomas Griesa podrán evitar sobresaltos. De todas maneras, la operatividad del fondo deberá esperar una resolución de los tribunales, que podría llegar recién la semana próxima.

Claves

* Críticas públicas: sin una salida al conflicto, que ya lleva dos semanas, el Gobierno apuesta a que el desgaste público sobre el titular del Banco Central, Martín Redrado, logre apartarlo de su cargo.

* Estrategia: los ministros más cercanos al matrimonio mantienen conversaciones con banqueros y empresarios para lograr el apoyo a su postura contra Redrado.

* Los gobernadores: en la Casa Rosada apuestan también a que los mandatarios provinciales afines al Gobierno respalden con más énfasis la remoción del titular del Banco Central.

* Cuestionamientos: anoche, el senador Miguel Picheto y el diputado Eduardo Fellner cuestionaron la permanencia de Redrado en el cargo y lo acusaron de tener una posición "caprichosa".

* Remoción: la Cámara en lo Contencioso Administrativo podría resolver pasado mañana si mantiene a Redrado al frente de la entidad monetaria tras las apelaciones que hizo la Casa Rosada.

* Resistencia: a pesar de la presión oficial, Redrado dejó trascender a través de sus allegados que no dejará el cargo hasta que el Congreso no se pronuncie sobre la validez de los dos decretos de la Presidenta.

* El Fondo: sólo la semana próxima, se podría definir la validez o no del decreto que creó el Fondo del Bicentenario, tras una presentación que hizo la diputada del PJ disidente Graciela Camaño.

* Implementación: hasta tanto se pronuncie la Cámara, el Gobierno trabajará en los detalles para lograr instrumentar el Fondo del Bicentenario lo antes posible.

Comentá la nota