Fuerte preocupación de la SIP por el avance oficial sobre Papel Prensa

Fuerte preocupación de la SIP por el avance oficial sobre Papel Prensa
Dijo que hay riesgo de que se condicione el suministro de papel para controlar medios.
La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó ayer su "profunda preocupación por el avance gubernamental en la Argentina contra la principal empresa productora de papel para diarios en el país, acción que podría esconder el riesgo de que se condicione el suministro del insumo con la intención de controlar la labor informativa".

La referencia es a los intentos del Poder Ejecutivo de controlar a Papel Prensa, la principal productora nacional de papel para diarios, en la que Clarín y La Nación son socios del Estado.

"Nos preocupa profundamente estas acciones contra la empresa (Papel Prensa) en momentos en que venimos denunciado una arremetida gubernamental contra la prensa argentina", manifestó el presidente de la SIP, Alejandro Aguirre, en el comunicado difundido ayer.

Aguirre, subdirector del Diario Las Américas de Miami, recordó que la SIP se ha expresado muchas veces contra gobiernos que utilizan la distribución o las trabas a la importación de insumos para medios, como un arma de presión. "Es por demás sugestivo que se haya dado en Argentina una cadena de confrontación entre el Gobierno y la prensa, desde la aprobación de la Ley de Servicios Audiovisuales, campañas de difamación y actos de intimidación, como el bloqueo de distribución o extrañas investigaciones impositivas sin guardar los debido procesos", agregó.

La SIP señala que el ataque a Papel Prensa "podría esconder el riesgo de que se condicione el suministro del insumo para controlar la labor informativa".

La empresa Papel Prensa, abastecedora nacional de la mayoría de los periódicos argentinos, fue demandada la semana pasada ante lo penal por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, por "irregularidades administrativas".

A la demanda interpuesta por Moreno hay que añadir las declaraciones del ministro de Economía, Amado Boudou, quien acusó a Clarín y La Nación de mal manejo administrativo de Papel Prensa en detrimento del Estado.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Robert Rivard, director editorial del San Antonio Express-News, teme que, "como sucede en numerosos países, en Argentina el Gobierno quiera controlar los contenidos de los medios a través del control de los canales de distribución y producción de los medios escritos, como ya se ha conseguido con la nueva ley controlar a los medios electrónicos".

Aguirre y Rivard aludieron a la última resolución de la asamblea de la SIP, realizada justamente en Buenos Aires, que insta a los poderes públicos de Argentina a que "trabajen para garantizar el libre ejercicio del periodismo en un marco democrático y de convivencia pacífica".

Comentá la nota