Fuerte polémica en la Justicia por las causas de derechos humanos

Por Gabriel Sued

El presidente de la Asociación de Magistrados, Ricardo Recondo, y el presidente de la Cámara Federal porteña, Eduardo Freiler, intercambiaron ayer duras acusaciones, en otro capítulo de la polémica sobre la actuación de los jueces en las causas sobre violaciones a los derechos humanos.

Recondo propuso someter al tribunal de ética de la institución a Freiler, que había sostenido que había jueces comprometidos con la dictadura que "no van a fondo" en las causas sobre delitos de lesa humanidad.

"Acusar en forma general y sin dar nombres a jueces y decir que no investigan es gravísimo. Nosotros estamos sosteniendo, desde hace años, que no se puede acusar a los jueces en forma indiscriminada y resulta que viene un colega y un miembro de la asociación y hace justamente eso", afirmó Recondo, en diálogo con LA NACION.

Enterado por este diario de las declaraciones del presidente de la Asociación de Magistrados, Freiler replicó con dureza: "Este señor [por Recondo] persigue una intencionalidad política. En marzo del año pasado se lo vio acusando al Gobierno de presionar a los jueces y a los magistrados del fuero federal de no investigar como se debe a los funcionarios".

Para el camarista federal porteño, "Recondo dice que defiende a los jueces pero no hace otra cosa que acusar a los magistrados del fuero criminal federal porteño".

El presidente de la Asociación de Magistrados adelantó que iba a proponer mañana en el encuentro de la mesa directiva de la institución que el consejo directivo, que se reúne el 16 de este mes, derivara el caso de Freiler al tribunal de ética. "Ahí se puede decidir si hay que expulsarlo", explicó Recondo.

La polémica entre los dos magistrados comenzó a mediados del mes pasado, cuando el camarista federal replicó declaraciones de Recondo en las que éste último había afirmado que no había jueces identificados con la represión. "Hay un titular de una asociación que dijo que no hay jueces comprometidos con la dictadura. Y está muy lejos de ser así. Quizá sea porque no conozca muy bien a todos los que actúan, o no habla en profundidad con todos los jueces que lo han votado. Pero hay muchos que tratan de no ir a fondo en estas causas", replicó entonces Freiler.

Cuando se le preguntó en qué estrados judiciales estaban esos funcionarios, respondió: "Los conozco desde la Justicia de primera instancia hasta los niveles de Casación".

Las palabras del camarista federal enfurecieron a Recondo. "Antes de ser juez, Freiler era fiscal. No vino de Marte. Me pregunto por qué no denunció con nombre y apellido a los jueces que no investigaban", dijo. Para el presidente de la Asociación de Magistrados, las declaraciones de Freiler pueden incluso constituir un delito, dado que está acusando de "prevaricato" a varios de sus colegas.

Si bien dijo que no le constaba que no hubiera ningún juez que no investigara como correspondía, insistió en que no había jueces identificados con la dictadura. Y pidió a Freiler que diera los nombres de los magistrados a los que acusaba.

En diálogo con LA NACION, Freiler insistió en que había magistrados identificados con la dictadura: "Es evidente que hay jueces que piensan que lo mejor hubría sido no avanzar en el juzgamiento de los militares. Pero no los estoy acusando de ningún delito".

El camarista federal, luego le apuntó directo al presidente de la Asociación de Magistrados. "También hay jueces que están comprometidos con las leyes de obediencia debida y de punto final. Mucho más los que han participado en la construcción de esa etapa política, como Recondo, que fue funcionario de Raúl Alfonsín [fue subsecretario de Justicia], el presidente que impusló esas leyes".

La polémica promete tener nuevos capítulos.

Comentá la nota