Fuerte polémica desde la oposición

Los concejales Magdalena Ricchini (Coalición Cívica) y Andrés Rosa (FpV) coincidieron en descalificar las opiniones del presidente del Concejo, Pablo Petraglia, en torno a la posibilidad de disolver la Comisión de Seguimiento de la Tasa de Seguridad, por ser hijo del jefe del taller donde se reparan los móviles policiales.
Además, Ricchini se preguntó por qué “este Gobierno, que se precia de transparente, tiene la necesidad de sacarse de encima los controles de otros organismos”, mientras que Rosa propició un amplio debate sobre la cuestión y dijo que si no se logra conformar la Comisión con todas las instituciones intermedias, el poder de control debería volver al Concejo.

Por su parte, el ex presidente de la entidad y titular del PJ local, Héctor Azil, analizó que si no hay control externo, el municipio debería dejar de cobrar la tasa. En este sentido se había pronunciado ya el edil Adrián Feldman (ver aparte).

Que no opine

“Petraglia no debería opinar. El por qué se entiende perfectamente. En el recinto cuando hay algunas cuestiones en las que los concejales están en relación de parentesco, afectivas o de interés directo, se solicita el permiso de abstención”, señaló la representante de la Coalición Cívica, recordando que “es hijo del jefe del taller, donde va todo lo que necesita reparación, en cuanto a los móviles policiales”.

Además, cuestionó que “Petraglia habla como la representación del cuerpo y las cuestiones aún no pasaron por Comisión. No es la primera vez que lo hace”.

Sobre la consulta realizada a la Asesoría General de Gobierno, Ricchini observó que “se le pregunta acerca de la cuestión de la consulta vinculante para la Comisión respecto a los gastos que pesan sobre el dinero recaudado de la tasa de seguridad, es decir: deben o no ser consultada la Comisión. La ordenanza en su articulado prevé la consulta de la Comisión y el respeto de su reglamento. Allí se estipula que cualquier gasto de más de 4000 pesos debe ser autorizado por la Comisión”.

La concejal aseguró que “este Gobierno, que se precia de transparente, no entiendo por qué tiene la necesidad de sacarse de encima los controles de otros organismos, cuando el accionar de ellos favorece verdaderamente la transparencia y además, la democracia”.

Transparencia

“Aunque esté reñido este control con la ley de contabilidad, el Intendente puede autolimitarse y permitir que funciones este órgano de control favoreciendo su labor y la transparencia. Por ejemplo, el Intendente se autolimita cuando pide la elección de los delegados municipales que debiera designar él”, señaló.

La edil de la Coalición Cívica remarcó que “la Comisión de Seguimiento fue creada en su momento para la visualización, la garantía de la transparencia de los gastos y la ayuda al Ejecutivo y Concejo Deliberante en la implementación de una tasa nueva”.

Respuesta

Asimismo, la concejal apunta que “la respuesta de la Asesoría a una consulta que hace Petraglia dice: ‘...las resoluciones que adopte la Comisión -la que actuaría como ente consultivo y de seguimiento y control- en modo alguno tienen carácter vinculante para el órgano competente, sino más bien se constituirían en acto preparatorio de una decisión’”.

“De manera que, con el alcance y limitación referido precedentemente, el funcionamiento de la Comisión habrá de sujetarse a las disposiciones de su propio reglamento interno. Toda actuación que realice la referida comisión, exorbitando su cometido e incumbencias, generará la responsabilidad de sus integrantes, pudiendo las autoridades comunales ejercitar todas las acciones que resulten pertinentes en salvaguarda de la normativa que se hallare afectada. En función de lo expuesto, y toda vez a que la existencia de la referida comisión constituye facultad del propio Concejo Deliberante, corresponderá a éste valorar la oportunidad y conveniencia de su funcionamiento”, recordó Magdalena Ricchini.

Amplio debate

Por su parte, el presidente del bloque del FpV, Andrés Rosa, consideró que “es oportuno producir un debate sobre el tema de la Comisión, porque la Ordenanza 4293 del año 2002, que recoge un criterio que viene del año 1994, en el artículo segundo habla sobre su conformación y hoy en día no responde para nada, por distintos motivos”.

“Las entidades han dejado de participar, una situación preocupante, y esto ameritaría un debate. Si por diferentes circunstancias no se puede constituir como dice la ordenanza, debería ser el Concejo Deliberante el control directo sobre la Tasa de Seguridad”, indicó.

En este marco, puntualizó que “la entidad rural, Comercio e Industria, Capynoba e inclusive la CGT, que integra la última comisión pero no participa, son las instituciones que han dejado de asistir a las reuniones”.

“Por esto, creo que debería darse un debate para ver si sigue existiendo en la comunidad un interés por participar. Si es así, habría que oxigenar con una nueva conformación de la Comisión, y en caso contrario, el control debería ser tomado por el Concejo Deliberante, con una comisión conformada mayoritariamente por la oposición, porque se trata de controles y no puede ejercerlo quien a la vez ejecuta los gastos”, agregó Rosa.

A la vez, el edil dijo que “en estos momentos, así como están las cosas, no se está cumpliendo con la ordenanza, en primer lugar con la constitución de esta Comisión”.

Opiniones

Andrés Rosa resaltó que “no conozco el dictamen de la Asesoría General de Gobierno de la Provincia, pero entiendo que Pablo Petraglia no debería ser el vocero de estas cuestiones porque en algún aspecto se está cuestionando o poniendo en duda al funcionario municipal que es su padre. En esto tampoco se puede ser juez y parte”.

También adelantó que “por nuestra parte, esta semana vamos a estar convocando a los presidentes de los distintos bloques del Concejo y a la Comisión de la Tasa para ver cómo seguimos”.

“Si no quieren controles,

que deroguen la ordenanza”

Héctor Azil, ex presidente de la Comisión de Seguimiento y titular del Partido Justicialista, opinó que si el Ejecutivo no quiere controles, debería derogar la ordenanza correspondiente, con lo cual se disolvería la Comisión y también la Tasa de Seguridad.

Su posición es coincidente con la expresada por el concejal Adrián Feldman, quien había dicho que “la Comisión es ni más ni menos el control ciudadano que los juninenses tienen para el pago de esos dineros. Si se prescinde de ella, tiene dejar de cobrarse esa tasa”.

Ahora, Azil analizó que “en principio uno entiende que los organismos gubernamentales traten de impedir cualquier tipo de control, pero hay una ordenanza municipal que establece la creación de la Comisión para controlar y otorga una serie de atribuciones que son las que se están negando en estos momentos”.

“Para comprender el tema, hay que hacer un poco de historia: La Tasa de Seguridad se origina a partir de un convenio que suscribe el municipio con el Ministerio de Seguridad, por un monto que debía ejecutar la comuna con recursos propios. Como no quiso hacer frente a este pago, lo trasladó a la comunidad a través de esta tasa”.

“En esta misma ordenanza se establece la creación de una Comisión para ejercer el control, así que si la idea del Ejecutivo es correr del medio al organismo de control, lo que debería hacer es derogar la ordenanza y automáticamente desaparece la Comisión, aunque también desaparecería el pago de la tasa por parte de los ciudadanos”, remarcó.

El dirigente sostuvo que “de este modo, el Ejecutivo deberá afrontar con fondos propios, de Rentas Generales, lo que represente el convenio que tiene firmado con la Provincia”.

Sin cambios ni decisiones, hasta el viernes

En horas del mediodía de ayer, el titular de la Comisión de Seguimiento de la Tasa de Seguridad, Osvaldo Giapor, se reunió con el secretario general y de Seguridad del municipio, Damián Itoiz.

Al término del encuentro confirmó a La Verdad que no habrá cambios ni se tomarán decisiones hasta el viernes, cuando se concrete una asamblea que convocará el funcionario municipal para tratar el tema y de la que participarán los representantes de la entidad y de los Foros de Seguridad.

Mientras tanto, Giapor declinó efectuar comentarios acerca de lo charlado en el municipio, donde se entrevistó con Itoiz por más de dos horas.

Comentá la nota