Fuerte paro de Aoita que hoy decide cómo continúa los reclamos

La medida se inició con un acatamiento del 100%, según destacaron desde el gremio de los choferes de colectivos. En un plenario que se realizará a las 10 en la terminal de Córdoba podría fijarse otra huelga
Con un contundente paro, el sindicato de los choferes de colectivos cumplió ayer las primeras 24 de las 36 horas previstas en reclamo de mejoras en la antigüedad, los salarios, los adicionales y los viáticos para los trabajadores de los servicios urbanos.

Sin lograr avances en las negociaciones planteadas con la Federación del Transporte de Pasajeros (Fetap), la medida de fuerza se realizó en toda la provincia y afectó a las empresas con base en Córdoba. En Río Cuarto, además, alcanzó a los colectivos urbanos que mostraron un esquema reducido que complicó el traslado de miles de personas en el último día de la semana.

La medida de fuerza, según la Fetap, afectó a 500 mil pasajeros que pensaban trasladarse en colectivo en el comienzo del fin de semana largo. Las empresas, además, remarcaron que era el momento para elevar el nivel de recaudación que venía seriamente afectado por la crisis y la caída en la venta de pasajes.

Esta, a su vez, fue el argumento que llevaron a las negociaciones: si no hay más subsidios, aumentos en los precios de los boletos o rebajas impositivas, no se podía otorgar el aumento reclamado por los trabajadores. Como ninguna de las opciones se lograron, el paro se terminó concretando.

Las negociaciones que se buscaron hasta última hora del jueves no sirvieron para romper la huelga. Incluso ni siquiera un intento de aplicar la conciliación obligatoria de parte del Ministerio de Trabajo de la Nación, ya que desde Aoita se anticipó que no se acataría la medida porque ya lo habían hecho el año pasado por el mismo reclamo que permanece insatisfecho.

Más paros

El paro llegará a su fin al mediodía, pero podría retomarse desde mañana mismo si prospera una de las mociones más respaldadas dentro del sindicato y que pretenden paralizar los colectivos nuevamente desde las cero de hoy. Otra opción es la que se mencionaba el viernes y que pretende lanzar un nuevo paro para el lunes. Por último, el gremio podría esperar la próxima reunión que se realizará el jueves en la sede de la cartera laboral para decidir iniciar una nueva huelga el viernes.

Mientras evaluaban los alcances de la medida en toda la provincia, los referentes sindicales esperaron ayer algún llamado con una oferta concreta de parte de las empresas. Pero finalmente la comunicación nunca llegó.

"La contundencia de la medida muestra la necesidad que tienen los compañeros de alcanzar estas mejoras que estamos peticionando y que ya vienen desde el año pasado", explicó un referente sindical de Aoita.

Por último, las empresas sospechan que tanta inacción y desinterés del Gobierno nacional por frenar el paro en un fin de semana largo, se debe al enfrentamiento que mantiene la administración provincial con la Casa Rosada. Los empresarios aseguran que en medidas anteriores no se dejaban avanzar tanto los reclamos y se llegaba antes a algún acuerdo, incluso con fondos que aportaba la Nación. Las empresas aseguran que esta vez no pondrán un peso a cuenta porque el año pasado les prometieron devolverles un aumento que nunca llegó.

Comentá la nota