Una fuerte oposición de los Consejos de Administración

Los Consejos de Administración de seis hospitales de la ciudad de Santa Fe se pronunciaron muy severamente contra la nueva Ley de Salud Pública que impulsa el Ministerio del área, mediante la cual se pretende eliminar a los referidos Consejos, que son en realidad quienes dirigen y administran a todos los hospitales públicos de la Provincia.
Los Consejos de Administración de los Hospitales "Dr. José María Cullen"; "Dr. Orlando Alassia"; "Dr. Mira y López"; "Dr. Iturraspe"; "Dr. Vera Candiotti" y "Hospital Sayago" emitieron un comunicado dejando clara su postura sobre la nueva Ley de Salud Pública que impulsa el Ministerio de Salud de la Provincia y que pretende eliminar los Consejos de Administración los efectores públicos de salud.

En siete puntos, los representantes de los Consejos aclararon que "los Consejos de Administración son los órganos que dirigen y administran los hospitales públicos de las provincia de Santa Fe, fueron creados por una ley (N° 10.608) y están compuestos por representantes de los estamentos que hacen al funcionamiento de los mismos, a saber: un representante de la comunidad, propuesto por las organizaciones institucionalizadas; un representante del personal no profesional; un representante del personal profesional; un representante de las asociaciones cooperadoras; un director médico y un representante del Estado. Estos dos últimos, funcionarios políticos nombrados por el Gobierno de turno".

En segundo lugar, explicaron que "a pesar de ser quienes conocemos las necesidades de la población, no hemos sido consultados sobre el proyecto de ley, sin entender dicha actitud, ya que somos quienes conviven con las urgencias, enfermedades y recuperación de la salud de la población, ignorándose nuestras cargos, y los procesos eleccionarios mediante los cuales hemos llegado a nuestras funciones. No podemos dejar de mencionar que el proyecto pretende eliminar los consejos y volver al viejo sistema de dirección y conducción unipersonal de los hospitales públicos".

En el tercer punto, los Consejos indicaron que "la normativa actual, nos obliga a prestar el servicio de salud, en razón del derecho constitucional a la misma, sin embargo las partidas presupuestarias distan de ser suficientes para cumplir con nuestras obligaciones, de las cuales la misma ley nos hace responsables solidariamente y con nuestro patrimonio en caso de incumplimientos".

En cuarto lugar, afirmaron que "el nuevo y mejor sistema de salud -tal como reza el proyecto- implicaría retroceder en el tiempo y desperdiciar toda la experiencia acumulada por las distintas administraciones hospitalarias, desconociendo el pluralismo y participación social que tiene la comunidad toda a través de sus representantes. Los Consejos de Administración y la normativa que los regula, están inspirados en los principios de universalidad, pluralidad, igualdad, equidad, dignidad, entre otros y su creación obedece a la necesidad de garantizar la recuperación de espacios públicos perdidos y procurar una eficaz prestación de los servicios médicos a la totalidad de la Comunidad en forma gratuita, objetivos que se logran gracias a la autogestión de los efectores y reinversión de fondos para compra de medicamentos y contratación de personal faltante".

En el quinto ítem, los Consejos aseguran que "la situación financiera actual de los hospitales, con deudas exigibles desde hace un año; renegociación de las mismas; la incertidumbre de los proveedores, y otros, generan un escenario donde el nivel de precios de medicamentos e insumos se va incrementado en cada una de las aperturas de sobres.

Somos nosotros quienes debemos enfrentar a los proveedores y dar las explicaciones".

En el sexto, consideran que "entendemos que el Ministerio de Salud tiene funciones que cumplir y que también deben cerrarles las cuentas, pero quienes trabajamos entre la vida y la muerte, no podemos entender a la medicina simplemente como una ciencia o un asiento contable, sino que vivimos el "derecho a la salud", como corolario del derecho a la vida. Debemos administrar los recursos con la mayor destreza a fin de lograr que el servicio de salud llegue a todos. Debemos mencionar que todas nuestras gestiones son celosamente controladas y supervisadas por los órganos de control interno y el Honorable Tribunal de Cuentas de la provincia de Santa Fe".

Por último, en el séptimo punto culminan diciendo que "por lo expuesto se hace necesario recordar a la ciudadanía que los hospitales públicos son de la comunidad y es deber de todos protegerlos y exigir a nuestros gobernantes que cualquier proyecto o cambio normativo sea en procura de un mejoramiento de los mismos y no genere confusión, ya que hoy y mañana seguiremos allí, cumpliendo con nuestros mandatos y haciendo que la población tenga acceso a este derecho universal: el servicio de salud".

Comentá la nota