Fuerte operativo contra el dengue en el Gran Rosario

El ministro de Salud provincial, Miguel Angel Cappiello, convocó ayer a los intendentes del Gran Rosario para poner en marcha un comité de vigilancia y coordinar un plan de prevención del dengue. La reunión, a la que asistieron el intendente Miguel Lifschitz y los principales referentes de la salud pública, apunta a sumar estrategias en un momento que los especialistas consideran clave por la proximidad de las fiestas y la alta probabilidad de que, con los viajes, también circule el virus. En la ciudad, en tanto, ayer hubo un operativo casa por casa en el barrio Tablada y hoy habrá otro en barrio Godoy, los dos focos donde a principios de año se registraron brotes.

"Quedamos en trabajar entre todos para promover la campaña de prevención del dengue, sobre todo en este momento en que todavía no se han detectado casos", dijo el secretario de Salud Pública municipal, Lelio Mangiaterra al término de la reunión en la sede local de Gobernación, de la que también participaron autoridades de Alvear, Pueblo Esther, Villa Gobernador Gálvez, Pérez, Zavalla, Granadero Baigorria, Funes y Roldán.

Atención. Tras los brotes ocurridos en la provincia los primeros meses del año, los expertos creen casi imposible impedir que aparezcan nuevos casos de dengue, ya sean importados o autóctonos. Por eso, los traslados por las fiestas hacia o desde zonas endémicas de dengue son mirados con ojos alertas y entre los operativos de esta semana se pondrá especial énfasis en la Terminal de Omnibus. El objetivo es que tanto quienes viajen como quienes reciban a familiares de afuera estén "muy atentos" ante la aparición de síntomas como fiebre, dolores articulares y de cabeza, sarpullido y eventualmente el sangrado de encías.

"Ante una situación así hay que consultar de inmediato al médico para que siga el cuadro día a día", explicó Mangiaterra, y añadió que "normalmente el dengue tiene una evolución favorable, por eso hay que apuntar a reducir la posibilidad de complicaciones".

De presentarse algún caso, los análisis quedarán —como ya se hizo— a cargo del laboratorio del Cemar, con autorización del Instituto Maiztegui.

Otra pata del plan pasa por identificar las larvas del Aedes aegypti, el mosquito transmisor del dengue, tarea que coordina la Dirección Provincial de Zoonosis. Para afinar los procedimientos, ayer se capacitó a equipos técnicos locales.

El monitoreo sobre unas 450 casas busca relevar la presencia de larvas y obtener índices en cada zona. Ayer fue en el distrito norte y hoy será en el noroeste y el centro. También se hizo en Tablada (donde este año ya hubo un brote) junto con un operativo de "descacharrizado asistido". Mañana se hará en los barrios Godoy y Stella Maris.

Ecos. La titular de la vecinal de Tablada, Silvia Gergolet, dijo que desde el brote de abril pasado el tema nunca desapareció. No hubo número del periódico de la entidad, "Ecos de Tablada", que no lo abordara y en las 10 escuelas primarias del barrio "se trabajó muchísimo".

Además de la tarea de prevención municipal, que hoy sumará fumigación para abatir los mosquitos adultos, Gergolet rescató como un "compromiso de todos" evitar que quienes ya tuvieron dengue vuelvan a contagiarse.

Comentá la nota