Fuerte ofensiva por la reelección de Alperovich

Esta fue el diputado electo Osvaldo Jaldo, quien dijo que se agotarán todas las medidas para que el gobernador puede postularse para el período 2011-2015.
La ofensiva reeleccionista en el Frente para la Victoria se reactivó apenas finalizaron las elecciones del pasado domingo.

Primero fue el gobernador José Alperovich, quien salió a pedirle celeridad a la Justicia para saber si están en condiciones de postularse para el período 2011-2015.

Ayer fue el turneo del primer diputado nacional electo por el Frente para la Victoria, Osvaldo Jaldo, quien aseguró que los resultados del domingo prueban que los tucumanos respaldan la gestión de Alperovich, razón por la que promoverán su reelección en 2011.

"Los resultados de la elección son contundentes. Como para nosotros la Constitución es clara, no claudicaremos en la lucha para que Alperovich sea candidato del justicialismo en 2011", aseveró Jaldo a la prensa, que fue electo junto a Stella Maris Córdoba y a Juan Salim, mientras que el dirigente ruralista Juan Casañas alcanzó una banca por el Acuerdo Cívico y Social.

El aún ministro del Interior de la provincia insistió en la misma idea: "aunque somos respetuosos de la Justicia, donde hay un planteo contra la posibilidad de la reelección, sólo pedimos que a Alperovich se le dé la posibilidad de otro mandato y, con ese fin, agotaremos todas las medidas legales a nuestro alcance".

En otro momento argumentó: "Es lo mejor que le puede pasar a la provincia, es lo mejor que le puede pasar al partido Justicialista, el partido mayorítario, que Alperovich sea candidato"

Si bien destacó que "el respaldo popular implica que la gestión va por el buen rumbo", Jaldo subrayó que el oficialismo, como siempre, "está dispuesto a dialogar para discutir con las otras fuerzas políticas, incluso con las que no sacaron senadores o diputados, sobre los grandes temas que importan a los tucumanos".

En octubre de 2007, Alperovich inició su segundo mandato consecutivo, luego de que en 2006 fuera reformada la Constitución provincial, que habilitó la reelección del gobernador y de todos los cargos electivos, cosa que no permitía la Carta Magna

anterior, vigente desde 1990. El problema es que un dirigente radical, Ariel García, entabló una demanda judicial para bloquear una nueva reelección en la interpretación de que, entre 2003 y 2007, Alperovich ya cumplió su primer período, razón por lo cual el que está en curso sería el segundo y último que permite la actual Constitución.

García planteó la inconstitucionalidad de la cláusula transitoria de la Constitución de 2006 según la cual el período 2007-2011 debe ser considerado como el primero, lo que abriría las puertas para otro mandato entre 2011 y 2015 también para la mayoría de los legisladores.

La Cámara en lo Contencioso Administrativo de la provincia, donde está radicado este planteo, aún no se ha expedido, no obstante, en reiteradas ocasiones, Alperovich advirtió que estaba dispuesto a promover otra reforma constitucional si no se le permitía ser candidato nuevamente en 2011.

Comentá la nota