Fuerte llamado para erradicar la pobreza

Políticos, referentes de la Iglesia y especialistas disertaron sobre pobreza y solidaridad en el salón auditorio de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNNE en el marco de cuarta edición de la jornada organizada por la Comisión Arquidiocesana de Justicia y Paz.

Bajo el lema "Desterremos la pobreza con justicia y solidaridad", la jornada tuvo como principales disertantes y tuvo como disertantes a los gobernadores del Chaco, Jorge Capitanich y de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, a los arzobispos de Resistencia, Fabriciano Sigampa y de Corrientes, Andrés Stanovnik; al diputado provincial electo por Buenos Aires, Ricardo Alfonsín al sacerdote José María Di Paola, vicario de la Pastoral de las Villas de Emergencias de la ciudad de Buenos Aires, Jaime León Grabow, la titular de las Redes Solidarias de Profesionales de la Salud, Ximena Andaur Urbina y Hernán Escudero, de la Pastoral Social Nacional.

Los disertantes coincidieron en que el tema es motivo de preocupación para muchos y un objetivo político para otros alegando que la de indiferencia es el peor remedio para el mal que aqueja a la sociedad argentina en general. Sin intención de buscar culpables, ni intentar soluciones mágicas a la problemática, sino en el intento de ocuparse seriamente de la dolorosa realidad para paliar el sufrimiento de una franja poblacional cada vez más numerosa.

En su mensaje, citó el documento de los obispos "Hacia un Bicentenario en justicia y solidaridad" y dijo que "la pobreza es una deuda social que no admite postergaciones".

El arzobispo de Resistencia convocó a todos los sectores a sumar esfuerzos por el bien común con el fin de erradicar la pobreza y la indigencia, situación a la que calificó como "una gran deuda social".

Se destacó asimismo la necesidad de acuerdos entre los distintos sectores de la sociedad para avanzar con medidas que permitan luchar efectivamente contra la pobreza ya que es un problema que no admite postergación, y que debe ser una prioridad en la agenda de la sociedad.

Comentá la nota