Fuerte ingreso de turistas a la costa este fin de semana

Un importante caudal de autos se dirigió ayer a la costa atlántica, contabilizándose ayer por el peaje de Samborombón unos 2.000 autos por hora hacia las rutas 11 y 2.
En tanto, dos operativos dispuestos por la Agencia de Seguridad Vial realizaron controles en la autopista a La Plata a la altura del peaje Dock Sud, y en el kilómetro 45 de la autovía 2.

Al respecto, un informe indica que en el 45% de los accidentes automovilísticos donde los ocupantes de los asientos traseros resultaron muertos o gravemente heridos, los daños podrían haber disminuido si se hubiese usado el cinturón de seguridad.

Los datos fueron dados a conocer ayer, precisamente cuando la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) puso en marcha el plan para controlar que haya tanta cantidad de cinturones de seguridad como pasajeros en los autos y camionetas que circulen desde y hacia los principales puntos turísticos.

Los nuevos controles impulsados por la ANSV contemplan que se hará descender a los ocupantes del vehículo que no tengan disponible un cinturón de seguridad.

"En general, la gente desconoce los riesgos de transportar más pasajeros en un vehículo de lo permitido por su diseño", explicó Fabián Pons, gerente de Cesvi, centro de investigación del que forman parte varias compañías aseguradoras.

El informe indicó que si se excede el número de ocupantes además de no poder utilizar los elementos de seguridad obligatorios, también se excede el peso del diseño del vehículo por lo que se puede afectar su comportamiento.

Además, los pasajeros que viajan sueltos adentro del auto, en caso de choque, pueden salir despedidos o incluso golpear a los otros ocupantes, lo que puede generar lesiones graves o la muerte.

El director ejecutivo de la ANSV, Felipe Rodríguez Laguens, remarcó que con los controles que se profundizarán este fin de semana en las rutas hacia la costa "queremos erradicar esta peligrosísima costumbre" de viajar sin cinturón de seguridad.

Cinturón en asientos traseros

Por esa razón, instó a los conductores "a no emprender ningún viaje con exceso de ocupantes".

Las leyes 24.449 y su modificatoria 26.363, establecen que para circular la totalidad de los ocupantes del vehículo deben utilizar cinturón de seguridad, los menores de 10 años deben ir en el asiento trasero y aclaran que el exceder la capacidad del auto constituye una falta grave.

El cinturón de seguridad es uno de los elementos de seguridad pasiva del vehículo que más reduce el porcentaje de posibilidades de sufrir lesiones en caso de colisión.

El informe de la ANSV indicó que en caso de choque, el uso del cinturón reduce las posibilidad de sufrir lesiones cerebrales en un 33% en el caso del conductor y 56, en el pasajero; las fracturas de cráneo en un 18% y de fractura de cráneo y las heridas faciales en un 45% para el conductor y 64 para el acompañante.

Además los cinturones de tres puntos reducen un 45% el riesgo de muerte de los ocupantes de las plazas delanteras y un 44% de los ocupantes de las plazas traseras.

El cinturón de seguridad se debe abrochar de manera que la cinta abdominal pase exactamente sobre la cadera y nunca sobre los muslos o sobre el abdomen.

Eso permitirá una correcta retención en el caso de un choque, que de otra manera puede derivar en serias lesiones.

Para Axel Del Olio, de la Asociación Luchemos por la Vida, "los controles son sumamente positivos".

"El año pasado, de las 8.000 muertes que hubo por accidentes de tránsito en Argentina se hubiesen evitado mil con el uso del cinturón de seguridad".

Del Olio opinó que "es una de falta conciencia llevar más personas de las que está preparado el auto para transportar y es el Estado el que debe aplicar controles para evitar muertes por accidente".

"La falta del uso del cinturón de seguridad es la tercera causa de muerte en accidentes automovilísticos. La primera el exceso de velocidad y la segunda el consumo de alcohol", precisó.

Comentá la nota