Fuerte incremento del déficit de las provincias en este año

El déficit financiero de las provincias se triplicará en 2009 con respecto a 2008 como resultado de la caída de la actividad económica, la desaceleración de los ingresos fiscales y el ritmo de crecimiento de los gastos, señala un estudio privado.

Se trata de un informe elaborado por la consultora Economía & Regiones, que dirige Rogelio Frigerio, en el cual se señala que es el segundo año consecutivo en que las cuentas provinciales cierran desfinanciadas, luego de que sus presupuestos primarios fueran superavitarios entre 2003 y 2007.

En rojo

De acuerdo con las proyecciones que realiza la consultora, el déficit financiero del conjunto de provincias sería de 9.000 millones de pesos al finalizar 2009, tres veces más que los 3.100 millones de 2008.

Si se considera el resultado primario (es decir, no contabilizando los pagos por intereses de la deuda pública), el saldo también es en rojo, y del orden de los 5.800 millones, cuando en 2008 había sido de sólo 500 millones negativos.

"El deterioro fiscal de las provincias es determinado por el comportamiento divergente en la evolución de las variables de gastos y recursos. Esta dinámica es explicada en gran medida por el fuerte desequilibrio fiscal vertical del federalismo nacional, que implica una desigual asignación de fuentes de recursos y responsabilidades de gasto entre los niveles federal y provincial de gobierno. Durante 2009 no sólo se volvió a observar una mayor expansión de las erogaciones frente a los recursos (19,5% y 15,8%), sino que la brecha de crecimiento de ambas variables se duplicó respecto a 2008, pasando de 1,8 a 3,78 puntos porcentuales, profundizando el déficit subnacional", señala el informe.

El trabajo también indica que si bien las jurisdicciones restringieron gastos corrientes ante la crisis económica (y por ejemplo, no dieron aumentos salariales en la magnitud de los otorgados en 2008), "el ajuste no fue suficiente para compensar la caída en los recursos públicos provinciales".

Gastos en personal

Además, comenta que "más del 50% del gasto incremental fue explicado por la partida de personal", y dice que si bien en el ejercicio las mejoras de sueldos fueron más discretas, influyeron mucho las anualizaciones de los aumentos significativos concedidos a los empleados públicos en 2008, que en las provincias promediaron el 20% y en el Chaco rondaron el 30%.

Por el lado de los ingresos, la realidad fue otra. "Si bien presentaron tasas de crecimiento nominal positivas, terminaron cayendo más de 10 puntos porcentuales" en comparación a 2008, dice el estudio, que indica que en ese panorama tuvo mucho que ver la desaceleración de los ingresos de coparticipación federal.

Al revisar más en detalle el rubro erogaciones, dice que el gasto público de las gobernaciones creció un 19,5% en este año con respecto a 2008, y que en ellas los gastos corrientes representaron el 86%, mientras que sólo el 14% restante fue para gastos de capital.

"Cerca del 55% de la expansión de las erogaciones sería impulsada por el gasto en personal, el cual se ubicaría en torno a los 89.400 millones, concentrando 7,7 puntos del Producto Bruto nacional", agrega el informe.

"A diciembre de 2009 -se indica- el gasto en personal representaría un 64,4% de los ingresos corrientes netos de las transferencias por coparticipación a municipios (de libre disponibilidad), el porcentaje más elevado desde 2001/2002. Un ratio cada vez más elevado limita la capacidad de continuar recomponiendo los salarios de los empleados públicos o desviar recursos hacia otras áreas esenciales de la administración pública, como la inversión en obras de infraestructura social (viviendas, agua potable, etcétera), o el financiamiento de planes de asistencia focalizados en los sectores más desfavorecidos de la sociedad. En otras palabras, reduce los grados de libertad de las administraciones provinciales para llevar adelante sus proyectos de gobierno, viéndose limitados a focalizar el gasto en mantener funcionando a la provincia".

Comentá la nota