Fuerte incentivo a inversiones en Neuquén.

El gobierno de Sapag propone un paquete que deberá aprobar la Legislatura. Tiene exenciones impositivas, créditos a tasa subsidiada, beneficios en tarifas, y otras ventajas justificadas en “el contexto de la actual crisis”.
El gobierno neuquino tiene un proyecto de ley ya ingresado en la Cámara de Diputados provincial, para impulsar y “fomentar” inversiones, mediante un paquete de medidas que otorga generosas exenciones impositivas, y hasta créditos a mitad de precio para quienes decidan invertir o ampliar emprendimientos productivos existentes.

La iniciativa, justifica en “el actual contexto de crisis financiera” les da prioridad a los inversores locales que acrediten el asiento principal de sus negocios y su domicilio en la provincia, con un mínimo de 2 años de antigüedad.

A cambio, el Ejecutivo ofrece a los capitales inversores la exención de tributos provinciales por un plazo de hasta 10 años; facilidades para la compra, locación o comodato con opción de compra dentro de los 5 años y leasing de bienes muebles e inmuebles del Estado provincial; asistencia técnica; apoyo y participación en la gestión de exenciones y reducciones impositivas, tarifarias, medidas de promoción o amparo y otras franquicias en el orden nacional o municipal; y subsidios de hasta el 50% a la tasa de interés de la línea crediticia para las empresas promocionadas. El IADEP destinará hasta 7 millones de pesos para subsidiar las tasas de interés.

Además, si la empresa beneficiaria realiza obras de infraestructura que puedan ser utilizadas por los ciudadanos, la provincia le reintegrará hasta el 50% de las inversiones afectadas en esas obras. Como ejemplo, menciona la construcción o mejora de caminos de acceso; tendidos de redes eléctricas; provisión de agua potable; y obras de seguridad, entre otras. También prevé la eximición del pago del impuesto inmobiliario a las firmas que construyan viviendas económicas para su personal.

Los requisitos que deben reunir las empresas para adherir al régimen incluyen la constitución de fideicomisos destinados a la explotación productiva, a la construcción de viviendas y a la obra pública. A la vez, el emprendimiento deberá contar con una cuenta corriente y realizar las transacciones financieras en el Banco de la Provincia del Neuquén.

Comentá la nota