El fuerte frío ya impactó en las plantaciones de olivos

Las más afectadas son las zonas bajas de la provincia y las variedades conserveras, que son más sensibles.
Las fuertes heladas que se registraron en los últimos días en los campos de olivos de las zonas bajas de San Juan -Caucete, San Martín, 9 de Julio, 25 de Mayo y Media Agua- afectarán de alguna manera a los cultivos de olivos, principalmente a las variedades de aceitunas para conservas que son más sensibles al frío, según informaron ayer desde la Asociación de Pymes Olivícolas y técnicos del INTA.

Desde la entidad que nuclea a las Pymes del sector se mostraron muy preocupados por la ola de frío intenso que se viene produciendo con temperaturas bajo cero, que causa daños de moderados a severos en las variedades sensibles. "Estamos rezando. Para colmo los pronósticos no son muy halagüeños", dijo ayer Antonio Olivares, presidente de la entidad.

Es que las heladas provocan la muerte de las yemas y el daño se conoce recién cuando pasa un tiempo, por lo general en las primeras semanas de agosto, para poder ver la desfloración que tienen los olivos, lo que permite recién evaluar las pérdidas.

"Ya nos pasó en el 2007 que el clima nos partió. No me voy a olvidar nunca de ese invierno, donde hubieron pérdidas del 70% en enormes extensiones de olivos", dijo el dirigente del agro.

En efecto, ese año, en un invierno de frío intenso como el que hace muchos años no se recordaba (llegó a -14º), se dañaron unas 10.000 hectáreas de olivos, produciendo pérdidas de entre el 40 al 80% en los casos de los árboles grandes y del 95% en los pequeños y afectando al 70% de los diferimientos y al 80% de los productores chicos.

Heladas

Olivares destacó que en este temporada ya se registraron 8 grados bajo cero el 9 de Julio pasado, en zonas de 9 de Julio y San Martín, y de 3 a 4 grados bajo cero en Cañada Honda. Ayer nevó en varios lugares de San Juan y la temperatura bajó a 1 grado bajo cero en zonas bajas. El pronóstico indica que aún quedan por delante muchos días de frío intenso (ver pagina 11).

"El olivo tiene diferentes niveles de resistencia al frío, dependiendo del tamaño de la planta, su estado nutricional y la capacidad de rusticación, es decir, que tan maduras están sus células", explicó Olivares. Agregó que la preocupación es justamente que después de una nevada, a los dos o tres días, el viento y el sol evaporan la humedad del suelo y se producen las heladas fuertes.

"Sí, a los olivos los afecta. Hoy día ha hecho bastante frío y eso los perjudica", dijo el ingeniero agrónomo Franco Pugliese, Jefe de la agencia INTA de Caucete.

En San Juan existen alrededor de 18.600 hectáreas de olivos, de las cuáles unas 3.000 son de variedades conserveras como Manzanilla, muy sensible al frío. El resto se reparte en variedades aceiteras como la Arbequina o mixtas como Changlot que son más resistentes.

Pugliese informó además que el frío intenso también perjudica a cultivos hortícolas, tales como las cebollas de ciclo corto o Valencianitas "cuyo crecimiento se frena con las heladas".

En cambio son más resistentes al frío cultivos como la zanahoria, las cebollas de ciclo largo (Valencianas) y ajos, aunque de todos modos, tampoco los favorecen largos ciclos de frío intenso. "En realidad, los únicos que esperan las heladas son los viñateros para que se sequen bien las hojas y puedan podar. Además la vid ahora está en receso", explicó Pugliese.

Comentá la nota