Fuerte división en el Gobierno por una posible baja a las retenciones

Aníbal Fernández busca una señal. Moreno plantea que no hay que ceder.
Para los ruralistas la reunión con Aníbal Fernández, prevista hoy a las 16, ya arrancó mal. Los dirigentes de la Mesa de Enlace siguieron, ayer por la tarde y por tevé en la Rural de Palermo, el anuncio de mejoras a los tamberos por parte de Cristina Kirchner. "Nos podrían haber consultado", dijo Horacio Miura, a cargo de la división de lechería de las entidades. Desde la mañana, los equipos técnicos analizaron qué iban a reclamar. La reunión se extendió en un almuerzo en el que participaron el anfitrión, Hugo Biolcati, Carlos Garetto de Coninagro y Mario Llambías, de CRA. Eduardo Buzzi, de Federación Agraria, se excusó en que debía participar de un Congreso de su entidad. Hoy vuelven a encontrarse.

En la Casa Rosada que los vuelve a recibir, luego de cinco meses, la tensión se notaba en los pasillos. Es que el Gobierno quedó dividido en dos líneas. Por un lado Aníbal Fernández que adoptó una posición dialoguista y sostiene que en la reunión de hoy debe haber una señal clara y contundente al campo. Eso significa rebaja de retenciones. La otra línea, liderada por el secretario de Comercio Guillermo Moreno y el Jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray sostiene que no hay que ceder.

La última vez que las entidades y el Gobierno se vieron las caras fue el pasado 4 de marzo cuando Cristina Kirchner apareció sorpresivamente en el ministerio de la Producción. En ese momento se firmó un acta-acuerdo que quedó en la nada. Hoy las entidades van con el reclamo de eliminar todas las trabas al comercio de sus productos, liberar las exportaciones y dejar de lado los permisos especiales conocidos como ROE que exige el organismo de control, la ONCCA. Insistirán en la eliminación de retenciones para el trigo, maíz y una fuerte rebaja del 35 % actual a 25% en el caso de la soja.

Ayer en la Rural se sorprendieron ante la visita, casi secreta, de Carlos Milicevic, funcionario dilecto del secretario de Agricultura, Carlos Cheppi. Entre tanto y desde temprano, los funcionarios de Agricultura comenzaron a recibir pedidos de la Casa Rosada sobre informes acerca de los precios de los insumos, arrendamientos, estimación de siembra de casi todos los cultivos. Allí se conjeturaba que podría haber algún anuncio en la reunión. El Gobierno tiene poco margen en sus cuentas. Sin embargo, el sector dialoguista impulsa la eliminación de las retenciones al trigo, dejar el maíz en 10% y las de la soja en 30%. El encuentro de hoy es clave para las expectativas políticas y hará mañana de caja de resonancia en la inauguración de la Rural de Palermo.

Comentá la nota