Fuerte desaceleración de la demanda de empleo en Pilar.

La retracción en las contrataciones se registra tanto en las agencias de personal como en la bolsa de trabajo del Parque. Muchas empresas no tomarán empleados.
Si bien las suspensiones y los despidos no son en la actualidad un fenómeno generalizado en Pilar en medio del escenario de crisis, la demanda de nuevos trabajadores sufrió una fuerte retracción desde diciembre último hasta hoy.

En ese diagnóstico coinciden los representantes de distintas consultoras de recursos humanos que cuentan con oficinas en el distrito, como así también los administradores de la bolsa de trabajo que funciona en la Cámara Empresaria del Parque Industrial de Pilar (CEPIP).

Es que, sumado al parate estacional que se produce en muchos sectores de la industria, se registró también una caída de los volúmenes de producción ocasionada por la caída del consumo producto del colapso económico y financiero mundial.

Ese panorama obligó a muchos empresarios a realizar esfuerzos tendientes a mantener su planta de trabajadores y frenó casi por completo la demanda de nuevos empleados, salvo en el caso de actividades muy puntuales que se vieron favorecidas por el efecto verano o por cuestiones coyunturales muy específicas.

"Desde diciembre a esta parte la demanda de personal se redujo en niveles significativos, fundamentalmente en lo que respecta a la industria que en los meses anteriores venía muy bien y con un alto nivel de contrataciones. En algunos casos esa retracción se dio por una baja real en los pedidos de los clientes y por ende también en la producción; en otros casos la baja en las contrataciones fue sólo por prudencia, cautela e incertidumbre ante el escenario futuro", analizó Ianina Zubin, de la consultora Syntesys.

Por su parte, Esteban Corsoni, de Dolphin Recursos Humanos, coincidió en que las contrataciones de trabajadores se desaceleraron en los últimos meses y señaló que esa realidad también se hace extensiva al comercio y a los servicios.

"La industria sintió fuerte el impacto de la crisis, pero tanto el comercio como las empresas de servicios tampoco estuvieron exentas y también se retiraron del mercado de las contrataciones. Eso se dio mucho por ejemplo en el sector gastronómico y el de los shoppings que antes de la crisis registraban una gran movilidad de personal", señaló.

A su vez, Ricardo Jankielewicz, de Gestión Empresaria, sostuvo que nada hace presumir de la desaceleración en la demanda de empleo vaya a pararse en los próximos meses debido a que, por ejemplo, muchas empresas multinacionales ya suspendieron las contrataciones por todo el 2009 ante lo incierto del escenario futuro y la presunción de que la crisis global se profundizará.

Otro de los parámetros que dan cuenta de la depresión en el mercado laboral es el Canal de Empleo que administran la CEPIP y el consorcio de propietarios del Parque Industrial. Esa base de datos registró en el último mes apenas dos pedidos, cuando en otro contexto la demanda mensual no bajaba de los 25 trabajadores.

Caída general

Según indicó un informe del Centro de Investigaciones en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella, la demanda de trabajo registró en enero una caída interanual del 42,1% y el pronóstico para el 2009 arroja un resultado "negativo".

"Esperamos -expresaron los especialistas del centro de estudios- una mayor caída en la demanda de trabajadores por parte de las empresas asociada a una disminución del empleo y un aumento del desempleo".

Sin embargo, a partir del arranque de la temporada estival, la demanda laboral registró un aumento del 16,4% en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

"A pesar de la recuperación registrada en la medición de enero, el índice se encuentra 25,6 puntos por debajo de su promedio histórico y en valores similares a los de fines del 2001 y 2002", refirió el informe de la Universidad Di Tella.

Más allá de esto, el incremento de la demanda de empleo registrada en el arranque del 2009 "es el primer registro de suba tras cuatro períodos consecutivos de caída significativa" en los pedidos de trabajo.

El informe del centro de estudios refirió que el Índice de Demanda Laboral cayó un 42,19% en enero con respecto a la medición de igual mes del año anterior. El estudio agregó que "desde mayo de 2008 que este indicador presenta un desempeño interanual negativo".

Los técnicos de la Di Tella expresaron que "el pronóstico para el mercado laboral (local) para el 2009 es negativo" y admitieron que se prevé "una mayor caída en la demanda de trabajadores por parte de las empresas, asociado a una disminución del empleo y un aumento del desempleo".

2

Los pedidos de empleo que registró la bolsa de trabajo del PIP el último mes.

En 2008

El PBI avanzó el 7%

El Producto Interno Bruto (PIB) creció 7,0 por ciento durante 2008, anunció el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Durante el último trimestre del año pasado el nivel de actividad creció 4,9 por ciento, un porcentaje inferior a la media de los períodos anteriores.

De los números informados por el INDEC en su informe se desprende que entre octubre y diciembre pasado, la crisis internacional repercutió sobre sectores productores de bienes, que crecieron un 1 por ciento promedio, mientras que la inversión interna bruta fija retrocedió 2,8 por ciento.

A principios de semana, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, dijo que el desafío que enfrenta Argentina este año ante la crisis financiera internacional es que el PIB crezca un 4 por ciento, lo que sería "formidable" para el Gobierno.

"Hay que priorizar y mantener el nivel de actividad y empleo, y aceptar el desafío de ver si la Argentina puede crecer en 4,0 puntos su PBI, que sería realmente formidable para todos nosotros", dijo Randazzo a la prensa.

"En un momento como el que vive el mundo, donde se están destruyendo un millón de puestos de trabajo por mes, 600.000 sólo de Estados Unidos, el rasgo más distintivo de la crisis es el grado de incertidumbre que genera, y nosotros debemos ser prudentes y responsables", aseguró el funcionario.

Un ejemplo del contexto de crisis que predomina a nivel internacional fueron los números informados por la oficina de estadística de la Eurozona, Eurostat, que ayer dio cuenta que el PIB de los países de la región retrocedió 1,5 por ciento en el último trimestre y que en el global de 2008 cerró con una mejora de entre 0,7 y 0,9 por ciento.

Comentá la nota