FUERTE DENUNCIA DE FISCAL CASTRO OLIVERA PDF

El denunciante es el funcionario judicial lomense, Alejandro Castro Olivera, especialista en temas de droga y narcotráfico.
A los jubilados le montan un "quiosco" sabiendo que si los atrapan "por la edad quedan libres". Secretos para poder huir y no ser atrapados. Una realidad sumamente preocupante, a propósito del asesinato de una nenita días atrás cuando el padre les anunció a los narcos que pretendía alejarse del "negocio"

No lo hizo cualquiera. Las declaraciones pertenecen al fiscal Alejandro Castro Olivera (titular de la fiscalía especializada en drogas y narcotráfico para todo el Departamento Judicial que abarca Lomas de Zamora, que abarca además de ese distrito, los partidos de Esteban Echeverría, Almirante Brown, Avellaneda y Lanús).

Esta realidad sumamente preocupante surge a propósito del asesinato de una nenita días atrás cuando el padre les anunció a los narcos que pretendía alejarse del "negocio. Balearon su vivienda como represalia y mataron a la menor.

El funcionario judicial advirtió sin pelos en la lengua "que los narcos que operan en el Gran Buenos Aires reclutan distribuidores en los barrios. Seducen gente sumergida en la pobreza con promesas de buenas ganancias. Entre ellos hay jubilados a quienes le instalan un kiosko y les pagan hasta 200 pesos por día". Como añadidura de la impunidad en que se manejan, agregó que (los distribuidores de droga) 'saben que si los detienen tienen la posibilidad de un arresto domiciliario por la edad'.

Los jubilados –según detalló el Fiscal- no son los únicos "utilizados" para esto. Se agregan las embarazadas, porque si son detenidas pueden acceder al beneficio de cumplir la pena en sus casas. 'Así es como vemos que en muchos quioscos de droga hay nenes. Yo le sumo ese agravante a la hora de pedir condena, por haber criado a los chicos en ese ámbito', dijo el funcionario judicial al ser consultado por periodistas del diario Clarín.

Asimismo, se conoció que en la fiscalía antidrogas de Lomas de Zamora una de las zonas rojas del Conurbano en esta materia es Esteban Echeverría, más precisamente la localidad de Luis Guillón.

Secretos (y no tan secretos) narcos:

* Algunas casas donde se vende droga tienen puertas con una "especie de ventanita"; por allí sólo entra una mano y entonces el comprador no puede comprobar quién está detrás vendiendo. No se les puede ver la cara.

* Usan rejas con aperturas invertidas para que el "dealer" gane minutos en los allanamientos, ya que para abrirla hace falta una palanca especial, entonces el vendedor de droga tiene tiempo de pasarle la "mercadería" a un vecino a través del alambrado del fondo o de vaciar las bolsitas en el inodoro.

* En su mayoría, estos "puestos de venta" están en barrios humildes o villas miseria.

* Además, también en una alta proporción, se concentran cerca de escuelas. Fuente:Suburbana

Comentá la nota