Fuerte debate nacional: entre el "Cargo Gas" y el "tarifazo"

El secretario de Energía de la Nación, Daniel Cameron, dijo que se constituyeron cargos para obras y para compensar las importaciones de gas de Bolivia y del gas natural licuado (GNL) y algunos ajustes de precios que permitieron poner en marcha el Programa de Garrafa Social que beneficia a 3.5 millones de hogares.
En un encuentro con legisladores nacionales, se aludió también al "Acuerdo de Cumplimiento de Inversiones, Recuperación de la actividad y Paz Social", firmado la semana pasada por la presidenta Cristina Kirchner con los gobernadores de Chubut, Neuquén, Salta, Mendoza, La Pampa, Santa Cruz, Río Negro y Tierra del Fuego. Por el mismo se garantizan unos 300 millones de dólares anuales del Cargo Gas para garantizar los aumentos salariales del sector y la estabilidad de 4.000 puestos de trabajo.

Al respecto, el secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro y Neuquén, Manuel Arévalo, presente en el lugar, reclamó el mantenimiento de ese acuerdo y advirtió que los trabajadores "no seremos meros espectadores. Si nos quedamos sin trabajo, el país se queda sin gas".

Con estos ejemplos se estaría demostrando que el aumento de tarifas a un sector de la población de altos ingresos, servirá para constituir un fondo para subsidiar el gas licuado que se consume en áreas como el Noreste argentino y los bolsones de pobreza alrededor de las grandes urbes, así como a sostenes salariales en la Patagonia y a proyectos de obras de infraestructura (entre las que podrían figurar redes de gasoducto en el Sur de Corrientes), como lo sostuvo el senador correntino Fabián Ríos (ver aparte).

OTRA MIRADA

Naturalmente, hay puntos de vista muy disímiles, que ponen el acento en lo que se denuncia como un "tarifazo" que están soportando los usuarios del servicio de gas domiciliario.

Comentá la nota