Fuerte cruce entre la intendenta Rosso y el ex secretario de Economía

Héctor Artero desmintió categóricamente a la jefa comunal, quien lo había mencionado como el responsable de las desopilantes planillas del presupuesto 2009. "Fueron realizadas en abril de este año y yo renuncié en enero", dijo el ex funcionario. Para Rosso, esta información sólo busca perjudicar a su gobierno.
La nota que este medio publicó en su edición del sábado pasado, referida a grotescos datos que aparecen en formularios que integran el proyecto de presupuesto de gastos y cálculo de recursos 2009 de la gestión municipal, generó una fuerte repercusión. En particular, la reacción surgió desde la Intendencia –a pesar de aportar declaraciones sobre el tema- y del ex secretario de Economía Héctor Artero, mencionado por Graciela Rosso como el autor de un trabajo "mal hecho".

Con la finalidad de efectuar las "aclaraciones necesarias", el gobierno municipal hizo llegar a la redacción de EL CIVISMO una extensa nota. El eje son las explicaciones técnicas que Rosso confeccionó junto al nuevo secretario de Economía, Marcelo Forneris.

Los puntos dados a conocer por el gobierno local son los siguientes:

- Los datos publicados sobre unidades y precios unitarios, conocidos como Formulario Nº 7, proceden de un relevamiento realizado para la presentación original del Presupuesto 2009, elevado al H.C.D. el 28/11/2008.

- Es erróneo describir a este simple relevamiento de necesidades de las áreas como "Programación Anual de Compras" debido a que no se cumplieron determinadas condiciones esenciales. En tal sentido, mencionan la "no intervención de la Subdirección de Presupuesto en la coordinación general y carga de datos (esta área se activó el 21/01/2009); la no intervención de la Dirección de Compras para la valuación de cada bien o servicio conforme los precios de plaza", y que "no surgió información vital para la unificación de compras de bienes y servicios a realizarse durante el 2009".

La titular del Departamento Ejecutivo agrega que "a pesar de que los Formularios 7 no fueron incluidos en la presentación original del Presupuesto 2009, no fue requerida su constatación de datos en forma específica en el pedido de informes que el Honorable Concejo Deliberante hizo al Ejecutivo con fecha 17/12/2008".

Rosso añadió que "a partir del 21 de enero de 2009 se ordenó una reformulación general de la propuesta del Presupuesto 2009".

Según la versión oficial, los principales motivos para esa reformulación fueron:

- Evitar utilizar la incorrecta exposición de las cantidades unitarias y precios incluidos en los Formularios 7.

- La insuficiente previsión del Servicio de la Deuda que obligó a un incremento presupuestario de $ 3.713.520,34.

- La falta de previsión de fondos para afrontar el pago de Consolidación de Deuda Flotante del período 2007 y anteriores, conforme Ordenanza Nº 5537/08, por un importe de $ 2.100.000.

- La insuficiente previsión en gastos referidos a Servicios Públicos esenciales (Alumbrado $ 2.000.000, Barrido y Limpieza $ 699.013,91, Seguros $ 757.721,60, entre otros).

"En esta reformulación, los datos fueron generados en función de la proyección real de la ejecución 2009 y los montos estimados a contratar de los principales servicios que presta el municipio. Esta reformulación fue obtenida y procesada a través de la Subdirección de Presupuesto de la Secretaría de Economía", señala la jefa comunal en su escrito.

Agrega que "a la fecha de esta comunicación, no ha llegado al Ejecutivo pedido de informes del Concejo Deliberante en los cuales se requiera explicación alguna sobre el Proyecto de Presupuesto 2009 reformulado y tampoco la composición de los Formularios 7 definitivos y sus papeles de trabajo respaldatorios".

Si bien diferentes fuentes municipales manifiestan lo contrario, el ex secretario de Economía Héctor Artero lo confirma, y además consta que Rosso tuvo oportunidad en el marco de la nota de ofrecer sus explicaciones, desde el Ejecutivo consideran que "se ha cometido una imprudencia manifiesta en la publicación realizada por el bisemanario El Civismo, atento a que se basó en una información que jamás fue certificada por el HCD, ya sea a través de la solicitud de remisión de los Formularios 7 y sus papeles de trabajos respaldatorios en forma impresa y fehacientemente firmada por los funcionarios responsables".

A modo de opinión, Rosso dice que "no puede mansillarse (sic) una gestión que pretende ser absolutamente transparente en materia de gastos, con información proveniente seguramente de archivos de prueba o no definitivos, cuya consistencia no haya sido previamente constatada".

La nota enviada desde el gobierno a este medio concluye: "debemos informar que el Municipio ha desarrollado una inédita tarea en materia de contrataciones realizando en sólo 5 meses 10 licitaciones públicas, 5 licitaciones privadas y 10 concursos de precios, que deberían inhibir de hacer comentarios a quienes conocen muy de cerca las gestiones anteriores, en las cuales las compras eran grotescas e indescriptibles".

El ex secretario Artero desmintió a la intendenta

"Las planillas se hicieron en abril de 2009"

El ex secretario de Economía de los primeros meses de la gestión de Graciela Rosso, Héctor Artero, también se consideró con la necesidad de despegarse de la responsabilidad que le endilgó la propia intendenta.

"Fue Artero", había dicho Rosso cuando se le preguntó quién había confeccionado esas planillas -"mal hechas", según Rosso- en las que constan miles de pesos para fósforos, ceniceros, alfajores, pelapapas y/o repuestos de autos, entre otros elementos.

A través de diferentes elementos de prueba, Artero explicó que los datos difundidos fueron realizados con posterioridad a su alejamiento del cargo y que –tal como informó este medio- son los mismos que se elevaron al Concejo Deliberante y esperan para su estudio y aprobación.

Artero resumió sus aclaraciones dirigidas a la intendenta en cinco puntos. En primera instancia, explicó que "las 50 planillas Formulario 7 que hace referencia el artículo periodístico y en las que se indican conceptos y montos que se consideran desopilantes, fueron registradas en el sistema R.A.F.A.M. de la Municipalidad los días 1º de abril de 2009, 3 de abril de 2009 y 6 de abril 2009, fechas en la que el suscripto no se desempeñaba como secretario de Economía de la Municipalidad, dado que mi renuncia data del día 20 de enero de 2009".

"En la oportunidad de dar respuesta a la requisitoria periodística del diario, se privilegió desacreditar la actuación del suscripto en lugar de analizar el compact disk que contenía la información", afirmó el ex funcionario Artero. Según él, si se seguía ese paso "se hubiese comprobado con la sola aparición de las planillas en la pantalla de la computadora, cuáles habían sido las fechas de los registros, hecho que inmediatamente descartaba mi intervención".

Artero fue más allá en su "despegue" de responsabilidad con los grotescos datos. "Si aún quedaban dudas –escribió- controlando los 923 ítems que integran las 50 planillas del Formulario 7, se hubiese comprobado que las cifras que de allí surgen son coincidentes con las que se consignan en el Proyecto Reformulado de Presupuesto 2009 -segunda versión-, confeccionado con posterioridad a mi retiro de la Municipalidad y elevado al Honorable Concejo Deliberante en el mes de Abril de 2009".

¿Es todo? No, el ex secretario también subraya que "si ello aún no convencía al requirente y se quería conocer el origen de los datos contenidos en el CD, el sistema R.A.F.A.M. es lo suficientemente confiable para determinar mediante la verificación de la clave del operador, quién había sido el responsable del registro, y a partir de ello determinar cómo se originó la información generada".

Artero consideró que "si esos pasos hubiesen sido efectuados por los funcionarios de las áreas correspondientes, con seguridad la señora Intendenta no hubiera expresado que el trabajo "fue mal hecho" por el ex secretario de Economía, y de esa manera haber confundido a la opinión pública con una información que no es correcta".

"Para que quede claro y no existan dudas, manifiesto que el suscripto no ha confeccionado, ni controlado las planillas a que hace referencia el artículo periodístico, ya que las mismas fueron efectuadas dos meses después de que me retirara del cargo de secretario de Economía y Finanzas", reiteró el ex funcionario.

Concluyó que "la señora Intendenta, si lo desea, puede conocer quiénes fueron los responsables de los registros y de los controles correspondientes", y firmó no sin antes aclarar que lo hacía "sin más conceptos que señalar por el momento".

Comentá la nota