Fuerte cruce entre el gobierno y la oposición por la reforma fiscal

Fuerte cruce entre el gobierno y la oposición por la reforma fiscal
El gobierno provincial y el justicialismo se enfrascaron ayer en una fuerte polémica por el resultado de la votación legislativa sobre el proyecto de presupuesto y reforma fiscal enviado por el Ejecutivo. El gobernador Hermes Binner dijo que la versión aprobada el miércoles pasado, basada en el dictamen del justicialismo, "va a generar inconvenientes" en su gestión.
Al respecto, el ministro de Gobierno de Santa Fe, Antonio Bonfatti, se quejó de que "se cercenaron 600 millones de pesos" en el presupuesto 2010 aprobado el miércoles por la Cámara de Diputados provincial, y opinó que "esto va a perjudicar a los trabajadores y sus salarios".

El funcionario confirmó que el Ejecutivo vetaría algunos puntos del proyecto aprobado por la Legislatura, aunque se tratarían de "observaciones mínimas". Entre ellos, el que descongeló el ingreso a planta permanente del Senado. "Si hay que cercenar gastos, esto es innecesario", dijo.

Después de un intenso ping pong legislativo, la Cámara de Diputados aprobó los proyectos de presupuesto y de reforma tributaria propuestos por los senadores justicialistas, debido al fracaso de las iniciativas impulsadas por el Frente Progresista integrado por el socialismo, la UCR y el ARI.

El bloque oficialista no contó con los dos tercios de los votos necesarios para imponer la norma, por lo que se impuso la media sanción aprobada por el Senado.

"Va a generar inconvenientes pero seguramente vamos a seguir gobernando", sostuvo Binner. Por su parte, Bonfatti consideró que con la decisión legislativa "terminamos mal el año" y eso "se va a reflejar en la acciones del año que viene, donde habrá una merma en las propuestas que tendremos que ver para priorizar la educación y la salud. "Esto va a afectar a toda la provincia", dijo el funcionario.

Bonfatti consideró que "los grandes perjudicados son los santafesinos, sobre todo los que menos tienen, en las modificaciones que se introducen, se grava a los que menos tienen y dejará a los que más tienen sin gravar".

    El ministro acusó a los senadores peronistas Ricardo Spinozzi y Juan Carlos Mercier de "desfinanciar el gobierno" con las modificaciones planteadas.

   "El 93% del gasto tiene que ver con el pago de salarios, la coparticipación a municipios, el funcionamiento de hospitales y obras públicas", añadió.

    Por su parte, Binner argumentó que "un gobierno que gana las elecciones tiene derecho a fijar el presupuesto de acuerdo con el programa que ha llevado a elecciones y que votó la gente".

    Añadió que "si eso se ve cercenado por una oposición, en una cámara que indudablemente que tiene una baja legitimidad como la de Senadores santafesina, estamos hablando de que no se respeta el presupuesto del gobierno que votó la gente". (La Capital)

Fuente: SM

Comentá la nota