Fuerte crítica al Gobierno en un fallo judicial por aeronavegantes

Fuerte crítica al Gobierno en un fallo judicial por aeronavegantes
Lo dictó la Cámara Laboral y ordena que asuma la lista opositora, en un gremio controlado por kirchneristas. Cuestionó "la actitud renuente, cuando no en franco alzamiento" del Ejecutivo para cumplir las normas. Apuntó a Aníbal Fernández.
En un fallo cargado de fuertes críticas hacia el Poder Ejecutivo, la Justicia ratificó ayer que la opositora Lista Celeste deben asumir la Comisión Directiva del sindicato de Aeronavegantes.

Hoy a las 10,30 la jueza Beatriz Ferdman intentará hacer cumplir la orden judicial que aún no pudo ser instrumentada.

Los cuestionamientos al Gobierno figuran en el pronunciamiento de la Sala IV de la Cámara Nacional del Trabajo y apuntan específicamente al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; al ministro de Justicia, Julio Alak, y a su par de Trabajo, Carlos Tomada. A los tres se les atribuye haber trabado, dilatado o haberse negado a cumplir con los fallos anteriores de los jueces para legitimar a la Lista Celeste de aeronavegantes.

En su voto, el juez Héctor Guisado, que preside la Sala IV, criticó "la actitud renuente, cuando no en franco alzamiento, del Poder Ejecutivo frente a los requerimientos judiciales".

Este fallo se conoció una semana después de que todo el arco opositor se pronunciara duramente contra la actitud del jefe de Gabinete. El radicalismo presentó en la Cámara de Diputados un pedido de moción de censura contra Fernández por desconocer la orden judicial. Sumó los apoyos del PRO, la Coalición Cívica, el socialismo y el peronismo disidente.

Además, desde la Corte Suprema también se hizo escuchar la jueza Carmen Argibay, quien consideró "preocupante que no se cumplan las órdenes de los jueces". Por su parte, Carlos Fayt sostuvo que Fernández "se equivoca". Pero no sólo cosechó condenas políticas. Junto a Carlos Tomada fueron objeto de sendas denuncias penales por incitar a desobedecer o directamente incumplir con fallos de la Justicia (ver página 4).

El fallo de ayer también rebatió los argumentos de la perdedora Lista Verde, vinculada a la embajadora argentina en Venezuela Alicia Castro. Esos mismos argumentos fueron los que usó Aníbal Fernández para justificar su negativa a hacer cumplir las sentencias.

Entre otras razones, Fernández había esgrimido que el gremio estaba acéfalo porque había vencido el mandato de la comisión directiva Celeste; y también invocó un fallo de un juez de Lanús que le daba la razón a la Lista Verde.

Sobre la supuesta acefalía, el juez Guisado sostuvo que "mal pudo haber vencido el mandato, cuando la Lista ganadora no pudo asumir la Directiva" por las trabas de los propios funcionarios.

Y sobre "el aparente dictado de un fallo proveniente del Tribunal de Trabajo de Lanús", Guisado calificó de "inadmisible" la "intromisión" del juez de esa localidad bonaerense que, precisó en el fallo, no tiene competencia para actuar en estos casos.

Más adelante, Guisado señaló que las medidas dispuestas primero por la Jueza Beatriz Ferdman y luego por el Juez José Sudera fueron incumplidas por el Ministerio de Trabajo. Y frente a las críticas de que esos jueces no tenían competencia, el titular de la Sala señala que "el que actuó fuera de ámbito material de competencia no fue la Señora Jueza sino el propio Ministerio de Trabajo".

Al Ministerio de Justicia, el titular de la Sala IV le endilga una "actitud renuente" ya que -dice- le negó a los jueces el auxilio de la fuerza pública con el argumento de que los policías estaban prestando servicios "en distintos puntos de la ciudad".

En coincidencia con Guisado, el camarista Oscar Zas sostuvo que la Lista Celeste no pudo asumir la conducción del sindicato porque el Ministro de Justicia no prestó la colaboración solicitada por los jueces. Y desprecia el fallo de Lanús porque -sostiene- los jueces provinciales no pueden trabar las acciones del Poder Judicial de la Nación.

El fallo de Cámara que se difundió ayer abunda en detalles que demuestran las trabas interpuestas por el Poder Ejecutivo para cumplir con las ordenes judiciales, trabas de las que luego pretendieron basarse los funcionarios para justificar la desobediencia judicial.

El mandato de la Lista Celeste se inició el 10 de diciembre por el término de 6 meses. Y aspira a ejercerlo concretamente a partir de hoy. El nuevo secretario general es Raúl Salgado; la secretaria adjunta, Patricia Gispert; y la Tesorera, Graciela Chapitel. La Celeste reúne a activistas radicales, peronistas disidentes y de centroizquierda, contra la oficialista Lista Verde.

Comentá la nota