Fuerte crecimiento en la elaboración de yerba mate y té

Según el Indec, el rubro registró en julio un incremento intermensual de 19% en términos de volumen producido, el mayor para el segmento alimentos. En el acumulado de los siete meses, la variación interanual observada es de 6,2%.
La última entrega del Estimador Mensual Industrial (Emi), ubicó a la elaboración de yerba mate y té entre los rubros de mayor crecimiento dentro del segmento alimentos en cuanto a volumen producido.

El trabajo del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) señala que, en julio último, la elaboración de las dos infusiones creció 19 por ciento respecto a junio y 11 por ciento respecto a julio de 2008. Para el acumulado de los primeros siete meses, el informe registra un incremento interanual de 6,2 por ciento.

El desempeño de los dos rubros que se abastecen exclusivamente con materia prima de Misiones y Corrientes, contrasta con el comportamiento de los demás segmentos de la industria. Según el Emi la producción manufacturera de julio del corriente aumentó solo 4,7 por ciento con relación a junio y cayó 1,5 por ciento respecto a igual mes de 2008. Mientras que la variación acumulada de los siete meses de 2009, en comparación con el mismo período del año anterior, es negativa en 1,4 por ciento.

En el rubro yerbatero, el incremento observado en julio está directamente relacionado con la disponibilidad de materia prima. En ese sentido vale recordar que la zafra gruesa este año comenzó en algunas zonas con casi dos meses de retraso por causa de la fuerte sequía que se produjo en febrero y el ataque de la plaga que produce el rulo.

Según datos del Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym), en el primer semestre se entregaron 50 millones de kilos de hoja verde menos que en igual lapso de 2008.

El retraso se trasladó a los demás eslabones de la cadena, lo que provocó que, a junio de este año, el stock de canchada en manos de molinos y secaderos haya caído en 13 millones de kilos respecto a igual mes de 2008, según el Inym.

Superado el retraso de cosecha y con el abastecimiento de hoja verde llegando a su pico, la industria pudo acelerar el ritmo de molienda a partir de junio, situación que se vio reflejada en los datos difundidos por el Emi correspondientes a julio.

En el rubro tealero, el incremento de la producción está directamente ligado al buen momento que atraviesa la demanda externa de esta infusión. Desde este sector afirman que este año se vendió todo lo que se produjo e incluso quedó demanda insatisfecha.

El director de Yerba Mate y Té de la provincia, José Semeguen, pronosticó que, de no mediar factores climáticos adversos, la próxima cosecha podría superar en diez millones de kilos a la anterior, que fue de 60 millones, gracias a los trabajos que se hicieron en los cultivos.

Los trabajos de cosecha comenzarían en la segunda quincena de octubre, con el fin del frío invernal.

Comentá la nota