Por la fuerte caída del turismo, piden "ayuda" al Gobierno

Los operadores reclaman posponer vencimientos y rebajas impositivas. Las reservas en los hoteles bajaron hasta el 60%. La mirada de un empresario santafesino del Turismo.
Para atenuar los efectos negativos de estas vacaciones de invierno que se perfilan como las peores de los últimos años, los empresarios del sector turístico pidieron al Gobierno una serie de medidas que incluyen postergación de vencimientos y rebajas impositivas. Por la crisis económica y el impacto de la pandemia de Gripe A, las reservas de hoteles manifiestan una caída de hasta el 60 por ciento, según estimaron ayer a Clarín las entidades que nuclean al sector hotelero del país.

En base a las reservas hasta ahora, en la Asociación de Hoteles de Turismo de la Argentina (AHT), y la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) afirman que los hoteles del sur son los más afectados. Es porque allí, habitualmente, van los brasileños, principal fuente de ocupación en las zonas de esquí, pero este año los paquetes contratados apenas llegan al 15 por ciento.

Ante este panorama, los empresarios pidieron la postergación del pago en el pago de aportes previsionales de los empleados y de ingresos brutos, la extensión del beneficio al impuesto a las ganancias, la devolución del IVA al turista extranjero, moratorias y, además, la revisión de los valores en concepto de ingresos brutos, ABL y Rentas en la Ciudad de Buenos Aires. Lo hicieron a través de notas presentadas en la Secretaría de Turismo de la Nación, en ambas Cámaras del Congreso y en el Gobierno porteño.

Según Guillermo Lavallén, presidente de la AHT, que reúne a los hoteles de cuatro y cinco estrellas, el turismo en todo el país ya bajó en promedio un 35 por ciento. "Estos pedidos son para minimizar las pérdidas económicas del sector y el daño a la imagen de los destinos turísticos", destacó. Y agregó que cuando el nuevo virus afectó a México, las autoridades de ese país le dieron esos beneficios a los empresarios turísticos.

Para Ricardo Sánchez, vicepresidente de FEHGRA, la situación es "más complicada en el rubro gastronómico: hace 47 años que estoy en el sector -dijo- y nunca he visto un panorama tan desolador. Sólo en la Ciudad de Buenos Aires, los restoranes están trabajando, en promedio, 40 por ciento por debajo de lo habitual; muchos negocios no pueden pagar los sueldos y los aguinaldos".

En FEHGRA estimaron qué porcentaje de ocupación tendrían algunos de los principales destinos turísticos del país a partir del lunes 20, cuando en Capital y Provincia de Buenos Aires empiecen las vacaciones de invierno:

Bariloche: una ocupación del 40 por ciento; el año pasado fue del 90 por ciento.

San Martín de los Andes y Villa La Angostura estarían un poco mejor: 50 por ciento de la capacidad hotelera con turistas (30 por ciento menos que en 2008).

Cataratas del Iguazú: llegaría a un nivel de reservas del 40 por ciento, la mitad que registró el año pasado.

Córdoba: es la que por ahora menos ocupación hotelera recibiría: menos del 30 por ciento.

Comentá la nota