Fuerte caída del fondo sojero y la coparticipación crece sólo 2,6%

Por las retenciones de la oleaginosa, de las que ingresaron unos 19 millones de pesos en agosto y 29 millones en julio, cifras bajas comparadas a los 32 millones de los meses anteriores. En tanto, agosto fue el tercer mes con más ingresos por coparticipación, pero con un aumento interanual inferior al tres por ciento. Se achica la suba acumulada a lo largo del año.
Agosto cerró complicado para las arcas provinciales. Si bien la Nación giró 120 millones adeudados del Programa de Asistencia Financiera (PAF), los envíos de la Nación fueron muy "delgados". La coparticipación creció apenas 2,6 por ciento respecto del octavo mes de 2008 y el fondo sojero -contabilizado hasta fines de la semana anterior- sólo 19 millones de pesos; una cifra más que "escuálida" si se tiene en cuenta que los cálculos tanto públicos como privados indicaban que ingresarían, por lo menos, unos 40 millones de pesos mensuales promedio para llegar a los más de 400 millones anuales (los más optimistas mencionaron hasta 500 millones de pesos).

En ese sentido, hay que tener en cuenta que los giros por coparticipación de retenciones de la oleaginosa nunca llegaron a la cifra proyectada, manteniéndose los primeros meses en torno a los 32 millones de pesos, para pasar a unos 29 millones de pesos aproximadamente en julio y caer a 19 millones en agosto (podría tener un leve crecimiento con los números finales de ayer). Lógicamente, esta recaudación depende de las operaciones realizadas por los productores, cuyos cultivos sufrieron las consecuencias de la sequía, pero la estimación realizada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner era que la coparticipación del 30 por ciento de la soja a las provincias iba a equivaler a más del 11 por ciento de lo que se distribuye; lo cual está lejos de ser real, al menos, para el caso de la provincia de Córdoba.

Esa cifra, que no estaba prevista en el Presupuesto del corriente año, se convirtió en un ingreso extra, tanto para la provincia como para las comunas y municipios, porque los fondos se aplican a la realización de obras públicas; sin embargo, en la actualidad genera preocupación la retracción observada a lo largo de los meses.

La merma en los ingresos por este concepto se refleja a nivel nacional, encendiendo también una señal de alerta. En ese sentido, hay que tener en cuenta que el complejo sojero aporta el 20 por ciento de la recaudación por exportaciones y por lo tanto es el principal ingreso de divisas para el país, y mientras se produce una mayor integración entre China y la Argentina para la molienda de la oleaginosa, la Pampa Húmeda está jaqueada por la sequía y la parálisis de actividades, según advierten desde la Bolsa de Cereales de Rosario.

Bueno y malo

En cuanto a la coparticipación, agosto fue el tercer mejor mes en lo que va del año; sin embargo, el crecimiento interanual no alcanzó el tres por ciento. Puntualmente, hasta ayer ingresaron a las arcas del Ministerio de Finanzas 552,9 millones de pesos, poco más de 2,6 por ciento que los 538 millones de pesos contabilizados en el octavo mes de 2008, según los datos preliminares del Ministerio de Economía de la Nación. La suba en los 12 meses no acompaña el índice de la inflación, incluso la oficial y ni hablar la calculada por las consultoras privadas, que la ubican por encima del 15 por ciento.

En tanto, si la comparación se realiza entre agosto y julio de este año se observa una mejora de 2,7 por ciento. En términos acumulados, los montos superan los 4.190 millones de pesos, casi siete por ciento por encima del mismo período del año anterior, guarismo también inferior al costo de vida real, y que pone de manifiesto que mes a mes se reduce el porcentaje.

Al analizar el origen de los aportes, surge que el principal provino de la Coparticipación Neta prevista en la Ley 26075, que dispuso fondos por más de 390 millones de pesos, a lo que se suman los referidos al financiamiento educativo (41,5 millones) y las transferencias de servicios, por 10,4 millones de pesos.

En tanto, los recursos provenientes del Impuesto a las Ganancias totalizaron más de 72 millones de pesos y unos 20 millones de pesos en concepto de Bienes Personales.

En cuanto a un artículo puntual del Impuesto al Valor Agregado (IVA), el monto fue de 7,7 millones de pesos. Por su parte, el Impuesto a los Combustibles generó casi seis millones de pesos y el régimen de simplificación para pequeños contribuyentes participó con unos 3,4 millones de pesos.

Comentá la nota