Fuerte caída en las exportaciones de merluza hubbsi y calamar

Las ventas al exterior de merluza y calamar retrocedieron un 19,6% y un 45% respectivamente en volumen con respecto al primer bimestre de 2008. Ambas especies son los pilares de la industria pesquera local. Se advierte que la fuerte baja de las exportacio
Según las estadísticas oficiales, durante el primer bimestre de este año las exportaciones de merluza hubbsi y calamar -las principales especies objetivo de la flota de altura marplatense- tuvieron una fuerte caída con respecto a los dos primeros meses de 2008. En el caso de la merluza, las ventas al exterior retrocedieron un 19,6% en volumen y un 19,3% en divisas.

En tanto que el calamar experimentó un derrumbe todavía mayor, colocando en una delicadísima situación a las empresas que se dedican exclusivamente a la explotación de este recurso.

De acuerdo a las estadísticas del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, la Argentina exportó en los primeros dos meses de este año un 45% menos de toneladas de calamar que en 2008, obteniendo un 32,5% menos de ganancias.

Las cifras del Senasa demuestran la grave situación por la que atraviesa el sector, que desde hace varios meses sufre los efectos de la crisis internacional, que provocó una fuerte retracción en el consumo de pescados y mariscos en los países que actúan como los principales clientes de los productos pesqueros argentinos.

Los datos globales de las exportaciones, inicialmente, parecieran disimular la magnitud del problema.

Es que si se comparan las cifras generales de 2008 con las de 2009, no se advierte una caída demasiado significativa. Sumando todos los productos pesqueros, se observa que las exportaciones cayeron un 6% en volumen.

Pero cuando se analiza la situación de cada especie, comienzan a visualizarse con claridad dónde se ubican los problemas.

Las exportaciones de merluza hubbsi, que constituyen el principal negocio para la industria pesquera marplatense, tuvieron una contundente caída. En el primer bimestre de 2008 las empresas vendieron al exterior 22.323 toneladas de esta especie, mientras que este año, la cifra fue de 17.950 toneladas. En términos de ingresos de divisas la industria pasó de haber obtenido 59,9 millones de dólares entre enero y febrero de 2008 a tener una ganancia de 42,7 millones en lo que va de 2009. Es decir, un 19,3% menos.

El negocio del calamar, por su parte, afronta una coyuntura mucho más preocupante.

Según el Senasa, en el primer bimestre de 2008 las exportaciones de esta especie sumaron 6.409 toneladas mientras que, en 2009, apenas se llegaron a vender 3.521 toneladas, lo que representa una caída del 45%.

El hecho de que las ventas de merluza y calamar hayan tenido tal retroceso, es un dato inquietante para la industria pesquera marplatense, ya que estas dos especies son las más importantes para las empresas radicadas en la ciudad. Las compañías de la Patagonia, en cambio, tuvieron el aliciente de que las exportaciones de langostino experimentaron un leve repunte en volumen, lo que les permitió compensar, al menos en parte, las pérdidas sufridas con otras especies.

El retroceso en los niveles de exportación es un fenómeno que se viene advirtiendo desde mediados del año pasado, cuando la crisis internacional cobró fuerza hundiendo en la recesión a los Estados Unidos, la Unión Europea y otros países que habitualmente consumen pescados y mariscos de orígen argentino. Para ese entonces la industria pesquera local ya venía experimentando un fuerte incremento en sus costos internos a lo que se le sumó la devaluación monetaria aplicada en varios países -como Brasil- que deterioró los términos de intercambio.

A pesar de los reclamos efectuados por distintas cámaras empresariales para obtener apoyos de parte del Estado para hacerle frente a esta situación, hasta ahora ninguna de las medidas anunciadas por el gobierno logró tener un efecto favorable.

Por otra parte, ya se advierte cómo la caída en las exportaciones y la depresión de los mercados están teniendo incidencia en los niveles de capturas.

Según publicó ayer el sito especializado "Pescare", en los desembarques de este año las principales especies van en caída, en comparación con el primer bimestre de 2008.

"Según datos difundidos por la Subsecretaría de Pesca de la Nación, se produjo una caída promedio del 22,5 por ciento y afectó a especies claves como la merluza común que registró una baja interanual del 18,1", se indicó.

Claramente se advierte que la declinación en las cifras de desembarques está íntimamente vinculada con la baja en las exportaciones, que desalienta las capturas.

Comentá la nota