Fuerte caída del consumo interno y las exportaciones

Hasta el momento hay una disminución de los envíos al mercado interno del orden del 3,3 por ciento. Por su parte, en el mercado externo, en los primeros 8 meses del año, hay una disminución del volumen exportado del 32,4 por ciento.
Todo complicado, mercado reducido y con problemas para ampliarse en una coyuntura donde todo es complicado y muchos productos alimenticios comenzaron a comercializarse a menor precio y en un volumen reducido.

Esto ocurre por estos días en el mercado vitivinícola. Este panorama no da muy buenas expectativas a los productores y así lo analizan en el día del viñatero, sobre todo en lo que tiene que ver con las perspectivas que se avizoran para el año que viene.

De todos modos, si se mira el mercado global y la vitivinicultura sanjuanina en particular se observa que hay posibilidades de ganar más y mejores mercados producto de la relación precio calidad de nuestros vinos. De todos modos, el mercado del vino se encuentra en un retroceso y así lo demuestran los mercados internos y externos. A nivel nacional, la caída acumulada en el consumo está por encima del 3,3 por ciento, cosa diferente a lo que ocurre en San Juan que tiene un saldo positivo del 1,46 por ciento. Una situación diferente se vive en Mendoza donde la caída del consumo está por encima del 4,4 por ciento. Así las cosas, el camino está complicado para el sector que en 2008 se vio también golpeado por las ventas menores y los inconvenientes en los mercados globales. Pero en esta ocasión se vio acompañado por una diminución en la producción como consecuencia de las incidencias climáticas sobre los principales valles productivos de vides del país.

Esta temporada hasta el momento no ha tenido problemas de sanidad ni climáticos, lo que de hecho hace presagiar que de no tener este tipo de incidencias habría una temporada tranquila con recuperación en la producción.

Un panorama más complicado se observa en lo que tiene que ver con las exportaciones, que también tienen un retroceso importante. Los datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura marcan que hay una caída acumulada del 32,8 por ciento. En este duro porcentaje de disminución de ventas tuvo en julio los mayores problemas, con más del 40 por ciento de caída en las comercialización al extranjero en materia vitivinícola. Así las cosas, el mercado del vino tiene problemas y las perspectivas para los hombres de campo no son las mejores.

Comentá la nota