Fuerte ataque de Chávez a Obama por Colombia y Honduras

Dijo que el mandatario norteamericano está "perdido, en la nebulosa"; críticas a Uribe
CARACAS.- El presidente venezolano, Hugo Chávez, fustigó ayer a su par norteamericano, Barack Obama, por el golpe de Estado en Honduras y el acuerdo militar que la Casa Blanca cerró con Colombia, y advirtió que Venezuela se está "preparando para la guerra".

Lo hizo en un ataque verbal que estuvo a la altura de los que solía proferir contra George W. Bush.

Además, Chávez afirmó que "es imposible" que Venezuela recomponga las relaciones diplomáticas con Colombia, después del acuerdo por las bases. Y consideró una expresión de "cinismo sin límites" que el presidente de ese país, Alvaro Uribe, haya mencionado la posibilidad de restaurar lazos.

En su programa dominical Aló Presidente, Chávez respondió ayer con dureza a las afirmaciones que hizo Obama la semana pasada, cuando consideró una "hipocresía" que los líderes latinoamericanos que exigen una mayor intervención de su país en la crisis de Honduras sean los mismos que piden que "los yanquis se salgan de América latina".

"No hay hipocresía [...]; no le estamos pidiendo que intervenga en Honduras, Obama: todo lo contrario", dijo ayer Chávez. "Le estamos pidiendo, y somos coherentes quienes lo decimos, que retire el imperio sus manos de Honduras, y que retire el imperio sus garras de América latina", añadió.

Chávez le recomendó a Obama que leyera el libro Las venas abiertas de América latina , del uruguayo Eduardo Galeano, un texto que él mismo le obsequió en la Cumbre de las Américas, de abril pasado. "A ver si entiende un poquito, porque creo que anda perdido, en la nebulosa de Andrómeda", manifestó.

Puso como ejemplo del supuesto intervencionismo estadounidense el derrocamiento de Manuel Zelaya del gobierno de Honduras.

El mandatario sostuvo que "la orden dada a los militares hondureños" para sacar a Zelaya del país salió de la base estadounidense de Palmerola (ver aparte). El avión que llevaba a Zelaya "aterrizó en Palmerola" y desde allí se ordenó su traslado a Costa Rica, "pero Obama no entiende; Obama don´t understand [sic]", aseguró Chávez.

"Lo que estamos pidiendo es que usted retire la base de Palmerola; le estamos pidiendo que retire la base que tiene todavía en Cuba, la base de Guantánamo, donde torturan, matan. Obama, dese cuenta, hermano", repitió el presidente socialista.

Escalada bélica

Chávez también atacó a Obama por el acuerdo militar que la Casa Blanca cerró con Colombia, y advirtió que Venezuela será el "primer blanco" de una "escalada bélica" que Estados Unidos planea en América latina para controlar los recursos naturales de la región.

"Una agresión contra Venezuela recibiría respuesta no sólo desde Venezuela. Varios países se irían a las armas. Lo tengo claro: un gran movimiento antiimperialista se levantaría en estas tierras. ¡Que Dios nos libre! -señaló Chávez-. Pero hay que prepararse para ello. Y una de las mejores formas de evitarlo es demostrar al enemigo que sería tan costoso para ellos agredir a Venezuela que se arrepentirían."

El mandatario bolivariano insiste en que Washington planea invadir Venezuela a fin de apoderarse de su riqueza petrolera, considerada una de las mayores del planeta. El acuerdo militar que negocian Colombia y Estados Unidos, que permitirá que las tropas norteamericanas operen desde siete bases colombianas, formaría parte de esos planes "imperiales", según sostuvo Chávez. Por tal motivo, reiteró sus intenciones de "incrementar el pie de fuerza de Venezuela".

"Esta es una escalada militar del imperio. El que quiera comerse el caramelo de Uribe de que son parques infantiles, que lo haga", insistió, y explicó que, por tal motivo, "es imposible" recomponer las relaciones diplomáticas con Colombia, congeladas desde el 28 de julio.

Chávez atribuyó la supuesta confusión de Obama sobre América latina al hecho de que "es un hombre joven [que] tiene que estudiar un poco más". Está "lleno de intenciones buenas", pero se enfrenta al aparato imperial que "lo tiene contra la pared", sostuvo. "Obama está como en un laberinto; no lo quieren por negro", dijo el mandatario venezolano.

Agencias AFP, AFP y EFE

Escuchar las inquietudes de Ecuador

* BOGOTA (ANSA).- El presidente colombiano, Alvaro Uribe, reiteró ayer su disposición para normalizar las relaciones con Ecuador. "Ecuador conoce nuestras preocupaciones. Tenemos toda la voluntad de contribuir a que esas relaciones se normalicen. En un diálogo constructivo, escucharemos las inquietudes de Ecuador", expresó Uribe. El mandatario colombiano ratificó su postura un día después de que Rafael Correa aceptó el perdón que Uribe pidió por el bombardeo que tropas colombianas hicieron, en 2008, en la localidad ecuatoriana de Angostura, en el que murió el segundo hombre de las FARC, Raúl Reyes.

Comentá la nota