Fuerte ajuste en las Fuerzas Armadas por efecto de la crisis

Los recortes presupuestarios van del 20 al 25%
No hay una orden escrita, pero ya se trabaja de manera febril en la reducción del 20% del presupuesto operativo de las Fuerzas Armadas para este año. La consigna es clara: se deberá privilegiar la educación y el personal por sobre cualquier otra actividad inherente a la vida militar.

La primera víctima de este recorte será la Fragata Libertad, que ante las señales de austeridad hará el viaje de instrucción más corto de sus últimos diez años.

Hace semanas que se cruzan sugerencias entre el Ministerio de Defensa y las cúpulas del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea. Todos saben que es necesario ajustar los números presupuestados y aprobados por el Congreso de la Nación para este año.

El Ejército admite de manera extraoficial que el recorte será del 25%. En la Armada y en la Fuerza Aérea la cifra es menor: 20%. En fondos, significaría aproximadamente unos $ 120 millones menos para el Ejército, $ 80 millones menos para la Armada y $ 60 millones menos para la Fuerza Aérea.

Como todas las fuerzas coinciden en privilegiar al personal y la educación, se da por hecho que las reducciones de fondos afectarán las operaciones previstas para el año. Así, se achicarán al máximo los ejercicios en el extranjero. Luego, se irán reduciendo las actividades normales. Entre las pocas actividades que no sufrirán el impacto del ahorro se destacan las reparaciones del rompehielos Almirante Irízar y del submarino San Juan, que tienen presupuestos propios y no están atados a las actividades operativas de las fuerzas para este año.

Tampoco se comprometería la participación de militares argentinos en misiones de paz, por cuanto los costos se solventan con recursos nacionales y de las Naciones Unidas.

La crisis financiera no toma por sorpresa a la cúpula militar. Ya a principios de marzo el jefe de la Armada, almirante Jorge Godoy, planteaba que las prioridades de 2009 serían la formación educativa y el personal. La preocupación por contener a oficiales y suboficiales no se perfila tan grande como en años anteriores. Para 2009, se estima un aumento en el desempleo a nivel nacional, y esto significa para las Fuerzas Armadas que su personal no tendrá tantas ofertas de trabajo mejor remunerado, causa de las fuertes fugas de oficiales hacia el sector privado.

"Esta situación nos hace acordar mucho a 2001, aunque en aquel momento lo primero que se tocaron fueron los sueldos del personal por la ley que recortó el 13% de los salarios de todo el personal estatal", recordó un militar con experiencia en el manejo presupuestario. "El panorama es complejo porque el presupuesto militar lleva muchos años de recortes y está en su punto más delicado. Seguir achicando significa quedar al borde de no operar porque nuestras estructuras ya están casi reducidas a su mínima expresión. De todos modos, vamos a hacer todos los ahorros posibles", se sinceró la fuente a LA NACION.

Planes en revisión

En las tres fuerzas hay coincidencia en que para reducir costos se tendrán que rever los planes de entrenamiento interno y de ejercicios con el exterior. En el Ejército no se disimula la preocupación por la responsabilidad de ser anfitrión de la Conferencia de Ejércitos Americanos. Se hará en primavera y ya se trabaja en la sugerencia de reducir las delegaciones extranjeras. "El encuentro se hará. De eso no hay dudas, pero tendrá que ser austero", admitieron generales que a diario revisan números para rearmar la ingeniería financiera de 2009.

"Estamos preocupados, pero vemos buenas señales del Ministerio de Defensa en la misma línea: Nilda Garré viajó a Chile al encuentro de ministros de la Unasur hace pocas semanas con una comitiva reducida. Eso muestra que todos compartimos la misma preocupación", concluyó una fuente castrense que suele escuchar reclamos económicos y operativos de todas las fuerzas.

La Regata del Bicentenario

* Una vez que regrese a Buenos Aires, la Fragata Libertad será sometida a una revisión completa para afrontar la Regata del Bicentenario, que se iniciará el 2 de febrero en Río de Janeiro y concluirá el 28 de junio en Veracruz, México, y por la que las armadas argentina y chilena trabajan de manera conjunta desde 2005. Chile competirá con su bergantín goleta Esmeralda. Fueron invitados 24 grandes veleros del mundo, entre los que se cuentan Cisne Branco (Brasil), el más moderno, porque fue construido en 1999, y el más antiguo, Sedov (Rusia), que navega desde 1921.

Comentá la nota