Se fueron, vuelven.

Se fueron, vuelven.
Los vecinos de Coronel Mom asistieron perplejos a la partida de las máquinas. La empresa dice que van a retornar a Mom.
El 27 de enero los habitantes de Coronel Mom vieron llegar a las máquinas que iban a comenzar con los movimientos de suelo para la repavimentación de los catorce kilómetros que unen la localidad con Palemón Huergo. Los trabajos se iniciaron en las banquinas del acceso, ya que el trazado de la repavimentación es más ancho, por lo que deben nivelar y estabilizar lo que hoy se utiliza como banquina.

Lo que llamó la atención en las últimas horas es que las máquinas se fueron de la localidad y nadie le encuentra una explicación a esa decisión. Desde el gobierno se comunicaron de inmediato con el Ministerio de Obras Públicas de la provincia de Buenos Aires para saber lo que había ocurrido y si se había desencadenado algún problema. La respuesta fue que el proyecto seguía sin inconvenientes.

El 27 de diciembre los operarios de la empresa Ocsa S.A., adjudicataria de los trabajos licitados, colocaron un cartel de grandes dimensiones anunciando la realización de la obra de reconstrucción del acceso a Coronel Mom.

La obra fue adjudicada en segunda instancia a la empresa en la suma de $7.431.482,48, con un plazo de ejecución de 180 días. La empresa que había ganado la compulsa de precios desistió de hacer la obra por lo que se debió hacer un nuevo proceso en el que resultó favorecida Ocsa S.A.

Cuando colocaron el anuncio de obra, uno de los ingenieros que estuvo en Mom mencionó que los trabajos comenzarían entre el 15 y el 30 de enero. La llegada de las máquinas al lugar destinado como el obrador de la empresa estaba señalando el comienzo de la repavimentación de los catorce kilómetros.

Comentá la nota