Fueron sepultados los restos del diputado Leonardelli

El cortejo fúnebre comenzó a las 11. Antes de llegar al cementerio, pasó por el PJ para el último adiós de la militancia. Leonardelli murió ayer como consecuencia de un coágulo en el cerebro. Gioja se emocionó durante el discurso de despedida.
Durante el mediodía de hoy, en el cementerio de la Capital, fueron inhumados los restos del diputado Eduardo Leonardelli.

Minutos antes, el cortejo fúnebre había hecho un parate en la sede del Partido Justicialista, donde Leonardelli fue homenajeado.

Ya en el cementerio, el gobernador de la provincia, José Luis Gioja, brindó un emotivo discurso.

Luego de estar en coma por más de siete días como consecuencia de un coágulo en el cerebro, el diputado justicialista Eduardo Luis Leonardelli falleció ayer a la madrugada cuando tenía 72 años. Era el vicepresidente primero de la Cámara de Diputados, uno de los hombres más cercanos a José Luis Gioja y un dirigente histórico y de consulta permanente en las filas del partido que lo vio nacer. Después del ex vicegobernador Rogelio Cerdera, es el primer funcionario en ser velado en la actual Legislatura y hoy, antes de la despedida final, será homenajeado en la sede del PJ.

Falleció a las 4 de ayer, mientras estaba internado en Terapia Intensiva del Sanatorio Mayo. El coágulo se le había producido aparentemente por un golpe y el jueves 17 de octubre lo operaron, pero no se volvió a despertar. "Lo mantenían en coma farmacológico, hasta que su cuerpo no aguantó más", comentó consternado uno de los dirigentes que siguió de cerca su estado de salud.

Los restos de Leonardelli fueron velados en el hall central de la Legislatura, adonde llegaron cientos de dirigentes y funcionarios del PJ y de la oposición. También decenas de coronas de flores, como tributo a su larga trayectoria profesional y política.

Con su partida deja dos lugares vacantes: la banca y el cargo de vicepresidente primero de la Cámara de Diputados.

El gobierno de José Luis Gioja decretó duelo provincial para ayer y hoy y dispuso que una guardia de honor de cadetes de la la Escuela de Policía custodie los restos del justicialista. Desde las 10.30 el palacio de las leyes se llenó de gente y empezó el desfile de familiares, amigos y dirigentes políticos. Entre ellos, José Luis Gioja, uno de sus grandes amigos de la política, que lo recordó al borde de las lágrimas. Y en los bloque opositores basualdista y bloquista lamentaron su pérdida, por su valor "intelectual" y "humano".

Comentá la nota