Fueron días muy agitados, pero a la vez muy enriquecedores.

Ayer al mediodía en el despacho del Secretario de Gobierno, ante la presencia de funcionarios municipales, el doctor Alejandro Armendáriz, quien ocupó interinamente el cargo de intendente, hizo entrega del mando a Carlos Antonio Gorosito, quien durante unos días visitó Cuba.
Armendáriz aseguró que estos fueron días muy agitados, pero a la vez muy enriquecedores. Asimismo, expresó que uno desde el Concejo Deliberante tiene una visión diferente de las cosas, y que al estar en el Ejecutivo permanentemente surgen dificultades que hay que solucionar.

Durante sus días como Intendente se le presentaron dos problemas de gran relevancia: la falta de agua en las viviendas de Saladillo y la clausura del Frigorífico Angelani. Armendáriz aseguró que ambos fueron muy importantes, si bien consideró que el primero lo es aún más, ya que es un servicio que presta el Municipio. Respecto al frigorífico expresó que el Departamento Ejecutivo, los funcionarios y la Justicia actuaron correctamente priorizando la salud de los trabajadores de la empresa y de los vecinos, y que luego se siguieron los pasos correspondientes.

Si bien el viaje de Carlos Gorosito a Cuba tuvo carácter de familiar, al día siguiente de llegar se reunió con la embajadora argentina en ese país, Juliana Marino, y cancilleres. El mandatario recorrió varias ciudades y conoció Santa Clara, lugar donde tuvo gran repercusión la militancia de Ernesto “Che” Guevara.

Gorosito dijo que tuvo la posibilidad de dialogar con la población cubana, según la cual desde la caída del Muro de Berlín en 1989 se produjo “una liberalización en cuanto a los capitales. Se empezaron a construir las grandes cadenas de hoteles en la década del 90. Entonces tienen un fuerte ingreso por parte del turismo”.

“Yo creo que hay un cambio importante. Y va a haber más cambios”, sostuvo el mandatario, quien explicó que los cubanos están gozando de recursos tales como la telefonía celular y la Internet. Los ciudadanos de esa isla no pagan impuestos, los cuales son solventados desde el Estado, y se sustentan con unos 30 dólares mensuales.

Comentá la nota