Fueron a buscar a Alperovich, pero el gobernador no llegó

Fueron a buscar a Alperovich, pero el gobernador no llegó
Los sojeros tucumanos ya avisaron. Se concentraron ayer a la tarde a la vera de la ruta, en la Ramada de Abajo, lo que pareció un anticipo del paro de comercialización de granos que efectuarán la semana que viene si el Gobierno nacional no dispone una baja de las retenciones a las exportaciones. Dicen que, debido a la falta de lluvias y a la elevada presión fiscal, los rindes de esta cosecha serán inferiores y las ganancias, casi nulas.
Con sus tractores y sus camionetas estacionados sobre las banquinas, sin bloquear el tránsito, los agricultores tucumanos intentaron contactarse con el gobernador, José Alperovich. Se habían enterado de que el mandatario iba a asistir a la casa donde descansó el general José de San Martín para reponerse de una afección física, mientras se dirigía a Salta a tomar el mando del Ejército del Norte. Allí, se realizó un acto en conmemoración del natalicio del Libertador, organizado por la comuna rural de la zona y por el Ente Tucumán Turismo. “No vinimos a escrachar al gobernador. Sólo queremos dialogar con él”, explicó el agricultor Juan Casañas. Durante la mañana, Alperovich celebró el avance de las negociaciones entre la dirigencia agropecuaria y el Gobierno nacional. “La verdad es que la gente del campo con la sequía está sufriendo mucho. La gente del campo debe ser una de las más sacrificadas que hay. Que se pueda charlar para tratar de resolver la situación es importantísimo”, aseveró, y sostuvo que su gobierno también está en contacto permanente con el sector.

Pero, en la Ramada, los productores lo desmintieron: “durante este año no hemos tenido ningún encuentro oficial. Es más, hemos pedido una audiencia con él con (el ministro de Desarrollo Productivo, Jorge) Gassenbauer. Pero nunca no respondieron”, afirmó Casañas.

Los productores no creen que el Gobierno nacional acceda al pedido de modificación de las retenciones. Uno de los agricultores dijo que, a diferencia de Eduardo Buzzi, líder de la Federación Agraria, que le puso un cuatro de calificación al resultado de la primera ronda de negociación, los productores tucumanos le ponen un dos. Se quejaron de que la Policía Vial, según afirmaron, no deja transitar libremente a sus vehículos; del deterioro de los caminos; de las trabas burocráticas del nuevo sistema de carta de porte y del elevado costo que representa el flete a Rosario.

Comentá la nota