Por si fuera poco 'la culpa de la contaminación del Arroyo El Gato la tienen los vecinos'

Los 35 kilómetros del arroyo El Gato cruzan de oeste a este el partido de La Plata y Ensenada. Viven 380 mil personas en su cuenca, muchas pertenecen a asentamientos precarios.
De acuerdo con un informe del Centro de Estudios Hidrológicos-Ambientales de la facultad de Ingeniería de la UNLP, recibe vuelcos cloacales (autorizados y clandestinos), efluentes industriales, lixiviados del CEAMSE y descargas pluviales de buena parte de la ciudad.

El resultado: más de la mitad de su curso no tiene vida, porque el agua carece de oxígeno suficiente y "evidencia contaminación con organismos coliformes, de origen fecal. Elevada concentración del anión nitrato disuelto en la superficie; elevada presencia de hidrocarburos y detergentes", concluye el estudio de la UNLP.

Sin embargo, lejos de asumir esta situación y buscar mejorar el control de las empresas que vuelcan sus residuos allí, desde una delegación comunal que rodea este curso de agua- más precisamente la de Ringuelet- se hizo hincapié en que la principal culpa de la contaminación la tienen los vecinos.

En declaraciones a FM CIELO, el delegado comunal Omar Bávaro indicó que "se ha puesto una barrera que retira más de 10 toneladas de residuos, hay una cooperativa 17 de octubre que está limpiando la vera del arroyo pero si no obtenemos el compromiso del vecino, no podemos hacer mucho. Hay un estudio de la Universidad de quiénes son los mayores contaminantes, la cantidad de asentamientos que existen, pero nosotros notamos un incremento sustancial de los residuos que arrojan los vecinos".

"A pesar de que pasa todos los días el camión de recolección el vecino tiene la actitud de tirar las bolsas, estamos viendo de qué manera podemos lograr el compromiso del vecino porque vemos que la solución trasciende al gobierno municipal mas allá del tiempo que le dedica el Intendente a la cuestion ambiental, involucra a otros distritios y por ello se creó una Comisión", señaló sin ponerse colorado el funcionario.

Comentá la nota