El fuego destruyó instalaciones del centro invernal

El fuego destruyó instalaciones del centro invernal
Un voraz incendio desatado este jueves en horas del mediodía terminó destruyendo por completo las instalaciones de la confitería ubicada en la cota 480 de Cerro Castor. El sobrecalentamiento del aceite de una freidora habría sido el desencadenante del siniestro. Las pérdidas fueron totales, pero afortunadamente no hubo personas heridas. El centro invernal seguirá funcionando con normalidad.
Un voraz incendio desatado este jueves en horas del mediodía terminó destruyendo por completo las instalaciones de la confitería ubicada en la cota 480 de Cerro Castor.

El dantesco incendio se habría originado en el sector de la cocina del complejo. Al parecer un sobrecalentamiento del aceite de una freidora fue el desencadenante del siniestro. Si bien los empleados habrían intentado sofocar las llamas con extinguidotes, éstas pudieron más y comenzaron a extenderse rápidamente por toda la construcción de madera. En ese momento decenas de esquiadores se encontraban en el comedor, por lo que debieron ser evacuados.

En minutos una densa humareda comenzó a apoderarse del lugar. Tal fue la propagación de las llamas que en minutos una bola de fuego ganó altura. Según testigos, las llamas alcanzan los 30 metros de alto. De inmediato trabajadores del lugar y posteriormente bomberos del cuartel 2 de Abril, personal de Defensa Civil y Gendarmería intentaban en vano sofocar las instalaciones de la cota 480.

La falta de una vía de acceso despejada para autobombas impidió una rápida llegada de los bomberos, quienes tuvieron que subir por los medios de elevación para colaborar con la extinción de las llamas. El edificio construido íntegramente en troncos de lenga también facilitó la rápida propagación del fuego.

El jefe de los bomberos de las 640 Viviendas, Daniel García, indicó que "trabajamos unas 7 horas para sofocar completamente las llamas". Además dio a conocer que uno de los bomberos sufrió una quemadura muy leve cuando realizaba tareas de extinción y "se registró una explosión, aunque por suerte no pasó a mayores".

Finalmente la confitería y restaurante de la cota 480 de Cerro Castor se terminó derrumbando ante el poder destructivo del fuego, que redujo el lugar a escombros en tan sólo un par de horas. Con el correr del tiempo, los turistas fueron evacuados teniendo en cuenta la magnitud del siniestro. Pese a la intensidad y persistencia de las llamas, no hubo que lamentar personas heridas.

Sin embargo, el jefe del cuartel de bomberos indicó que hubo inconvenientes con las mangueras debido a que las lanzas que llevaban los bomberos no eran compatibles con las que había en el complejo turístico. Asimismo se informó que bomberos del Cuartel Central llevaron un piletón donde se colocó agua y desde allí bombas con líneas de mangueras con el fin de trabajar mejor.

Comentá la nota