El fuego dañó la planta que procesa cien toneladas diarias de basura

El fin de semana, los incendios se multiplicaron en el departamento. Uno castigó fuerte a una cooperativa que se gana la vida procesando los residuos de la ciudad. Cómo será empezar de cero.
Un incendio de montes arrasó con la planta de residuos de la firma Ecoban SA, en la intersección de la ruta 34 y camino al Tramo 20, al destruir casi totalmente las instalaciones, en cuyo interior a diario son procesadas más de 100 toneladas de basura.

Las lenguas de fuego azotaron todo el fin de semana en distintos puntos de La Banda. El epicentro más fuerte se situó en el paraje San José, dos kilómetros al norte de la Playa de Separación de Reciclables de Ecoban SA, concesionaria del servicio de Disposición Final de los Residuos Sólidos Urbanos de La Banda.

Según relataron a EL LIBERAL los bomberos y el propio titular de la firma, Ing. Aníbal Pellegrini, el viento potenció el efecto devastador del fuego. En la siesta, arrasó con todo a su paso e impidió la visual durante varias horas sobre la ruta 34.

Por varias horas, los 15 trabajadores de la cooperativa Eco vida (que agrupa a los obreros de la planta Ecoban) equipados con maquinaria lucharon con abundante agua, pero fue en vano porque el siniestro devoró el stock de fardos de papel, cartón y plásticos que estaban listos para ser embarcados hacia fábricas en otras provincias y el exterior.

Ayer retornó la iluminación a la planta procesadora y se trabajó en la limpieza del lugar."

No fue todo. Las llamas también destruyeron componentes de caucho de la maquinaria de reciclado, conformada por cintas transportadoras y prensas, afectando seriamente sus estructuras metálicas y los tinglados.

Evacuación total

A tanto se extendió el efecto destructor del fuego que los Bomberos Voluntarios de La Banda y sus pares del Cuerpo de Bomberos de la provincia debieron evacuar al personal de la cooperativa y al de Ecoban SA.

Una vez dominado el fuego, arribaron funcionarios municipales. Con los responsables de la empresa acordaron medidas de emergencia para garantizar la continuidad del servicio de procesamiento de residuos, ya que no puede ser interrumpido.

Aún con lógica precariedad, la cooperativa seguirá trabajando.

Por lo pronto, Pellegrini adelantó que el reciclado seguirá "pero en el suelo. Este lunes empezará a funcionar una prensa para enfardar y despachar productos con un destino ya preestablecido antes del incendio", hasta que de a poco la situación retorne a la normalidad. 

Comentá la nota