Fuego cruzado entre los gobiernos de Bahía y Punta Alta por el conflicto de los pescadores

Desde Coronel Rosales acusan al jefe comunal bahiense de “hacer todo por separado” y de beneficiar sólo a los pescadores de White. En tanto, Cristian Breitenstein respondió que “yo sólo soy intendente de Bahía”.
La protesta de los pescadores artesanales dejó sus huellas. El conflicto pudo ser destrabado el pasado jueves por la gestión del intendente Cristian Breitenstein y el presidente del Consorcio del Puerto Jorge Otharán.

Los funcionarios viajaron a La Plata, se reunieron con el gobernador Daniel Scioli y consiguieron beneficios para los trabajadores de la pesca logrando así levantar el piquete acuático que paralizaba a uno de los puertos más importantes del país.

A las pocas horas de que se llegara a un acuerdo, los pescadores salieron a mostrar su conformidad por lo conseguido por el jefe comunal bahiense y anunciaron que liberaban todos los canales de acceso al puerto de Ingeniero White.

En tanto, los trabajadores pesqueros de Punta Alta -que sufren también la escasez de pesca y mantenían el mismo reclamo- no quedaron incluidos en el paquete que había beneficiado a sus pares bahienses.

Por este motivo, los pescadores fueron a pedir explicaciones ante las autoridades de su ciudad. El intendente Néstor Starc les dijo que “no tengo noticias de la reunión en La Plata, no me invitaron y además, Breitenstein no me contesta el teléfono”.

Consultado sobre estas declaraciones, Cristian Breitenstein dijo en LA BRUJULA RADIO que no atendió a Starc porque en ese momento “seguro que estaba viajando” y disparó diciendo que “yo soy intendente de Bahía Blanca y el puerto y el polo petroquímico están en Bahía Blanca”.

Y agregó “yo me ocupe de esto (por los pescadores bahienses), supongo que Starc llamará a los órganos correspondientes para encontrar las mismas soluciones”.

Ahora, la polémica parece lejos de acallarse porque el director de Desarrollo de la Municipalidad de Coronel Rosales, Carlos Aramayo, salió con los tapones de punta contra Breitenstein diciendo que “quiso hacer todo separado de Punta Alta”

En declaraciones al portal El Rosalenio.com, el director de Desarrollo manifestó que el intendente de Bahía Blanca y el presidente del puerto bahiense "en ningún momento atendieron, esto fue pensado y elaborado porque el teléfono estaba cortado desde que empezaron las negociaciones y no sólo antes del encuentro con Scioli”.

Aramayo expresó que Breitenstein "les dijo a los pescadores que se iba a comunicar con nosotros y nunca lo hizo" y aseguró que "esas cosas duelen" y que "tal vez, Punta Alta y Bahía Blanca están separadas por un puente en todo sentido".

Por último, el funcionario cargó contra Bahía al considerar que la situación de “la merma en la captura de las especies ictícolas fue producida en un 90% por la contaminación que Bahía Blanca, a través del agua de la termoeléctrica, las obras sanitarias y la petroquímica que tiran los deshechos al aire y a la ría".

Comentá la nota