Fuego cruzado por la candidatura K

Margarita Stolbizer denunció que, con la eventual postulación de Kirchner como candidato a diputado en la Provincia, “se buscan fueros” para proteger al ex presidente por las denuncias de corrupción que salpicaron a su gestión. Moyano y Randazzo insistieron con el operativo “klamor”

La eventual candidatura del ex presidente Néstor Kirchner como diputado nacional por la provincia de Buenos Aires volvió ayer a instalarse en el escenario político, a un año de las elecciones, y generó un fuerte rechazo en sectores de la oposición.

La referente de la Coalición Cívica, Margarita Stolbizer señaló que “la información acerca del intento del oficialismo para llevar a Néstor Kirchner a una banca en el Congreso de la Nación, puede encubrir una maniobra para conseguir fueros parlamentarios, a raíz del avance de las investigaciones judiciales de hechos cometidos durante su gobierno y por los que oportunamente tendrá que responder”.

“Como el máximo responsable político, tendrá que asistir a la Justicia en los casos Skanska y la valija de Antonini Wilson, entre muchos otros”, disparó la dirigente.

“Néstor Kirchner ha sido en gran parte, la causa del deterioro de la imagen del Gobierno y de la pérdida de sustento electoral. Por eso, no podrá ser la solución a su debacle electoral ni frenar el triunfo de la Coalición Cívica el año próximo en la Provincia. Ya bastante hemos tenido con su señora, cuando era senadora, que jamás se ocupó de la Provincia a la que trató con discriminación en el reparto de los recursos, o con Scioli que no tenía ni idea acerca de nuestro territorio, y así estamos”.

Pese al cuestionamiento, desde el oficialismo siguieron con el operativo “klamor”. El ministro del Interior, Florencio Randazzo, y el secretario de la CGT, Hugo Moyano, insistieron en celebrar esa posibilidad.

Randazzo puso en duda que “sea fácil convencer” a Kirchner para que se lance a las legislativas del año próximo, “porque él no está convencido”, resaltó, pero insistió en aplaudir la alternativa de Kirchner como candidato.

El jefe del justicialismo, subrayó el titular de la cartera política, posee “una amplia ventaja sobre cualquier postulante de la oposición”.

“Kirchner tiene un nivel de consenso en la comunidad muy importante, con una amplia ventaja sobre cualquier otro candidato de la oposición de más de treinta puntos”, argumentó el funcionario.

 Para Randazzo, el ex mandatario “en realidad, representa como pocos el proyecto nacional que se está llevando adelante”.

“Kirchner es uno de los pocos ex presidentes, o tal vez el único, que tiene un amplio nivel de conocimiento y consenso, sobre todo porque fue el mejor presidente y a esto la sociedad se lo reconoce”, indicó.

Moyano, por su parte, saludó esa alternativa, en un intento de reforzar las chances electorales del Frente para la Victoria, y remarcó que el santacruceño “tiene todo el derecho” a postularse en la provincia de Buenos Aires, porque “hace seis años” que vive en la residencia de Olivos.

 Así, el dirigente se anticipó a posibles cuestionamientos sobre el origen patagónico de Kirchner y destacó que desde su asunción en la Casa Rosada, en 2003, el ex jefe de Estado tiene su domicilio en un partido del conurbano bonaerense.

El titular del sindicato de los camioneros insistió en definir a Kirchner como un posible “candidato de lujo”. Sin embargo, aclaró que no “hemos conversado ni analizado” una candidatura de Kirchner en el marco del Partido Justicialista y, en tono irónico, sugirió que “todavía no decidí mi voto para esta fecha”.

Comentá la nota