"El fuego avanza en dirección a Mar del Plata y se hace imposible controlarlo”

Una decena de dotaciones de bomberos de Mar del Plata y localidades aledañas, con apoyo aéreo, trabajan intensamente desde el lunes para extinguir un incendio de grandes dimensiones en el kilómetro 40 de la Ruta 226.
Estiman que el área afectada supera las 2000 hectáreas y aseguran que las tareas de extinción deberán continuar “varios días más, teniendo en cuenta que el fuego está incontrolable”. La sequía y el viento contribuyen, en gran medida, a la propagación de las llamas.

Luego de tres días del inicio de un incendio en el kilómetro 40 de la Ruta 226, a la altura de El Dorado, dotaciones de Balcarce, Ayacucho, Sierra de los Padres, Lobería Quequén y Necochea trabajan intensamente para apagar las llamas, que siguen expandiéndose con la ayuda de la sequía y los fuertes vientos presentes en el lugar.

En diálogo con 0223.com.ar, el jefe del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Sierra de los Padres, oficial auxiliar Javier Ghigliazza, expresó este miércoles que “actualmente el fuego avanza en dirección a Mar del Plata y se hace imposible controlarlo”.

En ese sentido, advirtió que “se deberá continuar trabajando varios días más”, al aseverar que el siniestro “está totalmente descontrolado”.

Según Ghigliazza, “la permanente variación de los vientos dificulta la labor de los bomberos”, tras lo cual destacó la colaboración de helicópteros de Prefectura y de Provincia, además de un avión fumigador, “que toman agua de laguna La Brava y la transportan al sector encendido”.

Comentá la nota