Fruta: era intensa la negociación

Las autoridades de Trabajo intimaron a la cámara de empresarios y al gremio que agrupa a los empacadores a que acuerden bajo advertencia de resolver el conflicto con un laudo.

En la delegación Roca de la cartera laboral nacional estaban reunidos los empresarios y representantes gremiales

General Roca > El gremio del empaque y CAFI jugaron a fondo sus últimas cartas, pero al filo de la medianoche las negociaciones permanecían todavía muy trabadas, a pesar de los ingentes esfuerzos de las autoridades del Ministerio de Trabajo por disuadir a las partes de la firmeza de sus posturas y evitar de ese modo la necesidad de recurrir a un arbitraje para resolver este conflicto salarial, que una vez más rebrota –como cada año- en vísperas de la temporada de cosecha.

Los representantes del gremio –contador y asesor letrado- y sus pares de CAFI mantuvieron ayer una reunión de casi cinco horas en la sede de la delegación zonal de la cartera laboral en Roca, interrumpida en un par de ocasiones debido a las consultas que el referente del sector empresarial -Adolfo Pampiglioni, junto a una asesora legal- mantenía con las autoridades de la entidad para imponerlos de las propuestas que se volvieron a colocar sobre la mesa de negociaciones. Así como en algunos momentos pareció advertirse cierta esperanza en los funcionarios de Trabajo –en esto, Jorge Stopiello (director regional austral) y Juan González (delegado local) estuvieron siguiendo en cada caso el desarrollo de las discusiones-, en otros pasajes de la expectante tarde-noche daba la impresión de que aquel optimismo se derrumbaba.

"Esto va para largo; quizá hasta la madrugada", dijo un vocero, mientras en salas contiguas de la repartición permanecían delegados gremiales y trabajadores, en tanto en las afueras había más de un centenar de manifestantes con banderas, bombos y redoblantes, que conmocionaban la siempre neurálgica esquina de Tucumán y Avenida Roca, donde se encuentra asentada la delegación de Trabajo.

El secretario del Sindicato de la Fruta, Rubén López, no participó personalmente de las reuniones de ayer, pero siguió todo desde otra dependencia de la sede laboral o bien fuera del edificio. "Por primera vez ellos están analizando una propuesta", le dijo en un momento al periodista de este diario, al enterarse de que el representante de los empacadores salió de la sala del debate para informar –telefónicamente- a la dirigencia de CAFI de una nueva propuesta que se había elaborado para cada una de las escalas salariales.

A propósito de Pampiglioni, mencionó que la CAFI hizo todo lo que estaba a su alcance, elaboró su propuesta y que todo dependía del gremio.

Gestiones

Mientras se desarrollaba el primer tramo de la negociación de ayer, a la sala de prensa llegó el delegado Stopiello para informar que "se había reabierto una ronda de discusiones entre las partes que tiene el propósito de evitar un laudo. Pero para eso, tienen un plazo máximo 24 horas", recalcó un par de veces.

Consideró clave ello porque "esta semana debe quedar resuelto no sólo el caso del empaque, sino el del Hielo y UATRE".

Calificó de "positiva" la actitud de las partes a sentarse nuevamente a negociar "porque eso habla de la tranquilidad social que impera, más allá de las tensiones propias de una discusión de este tipo".

Ante una pregunta específica de este diario, reconoció que durante la mañana de ayer hubo varias reuniones, con uno y otro sector, tendientes a buscar la manera de acercar posiciones, algo que al cabo de la tensa jornada aún parecía complicado.

Comentá la nota