Se frustró la salida de Zelaya de Honduras

Fracasó por desacuerdos con el Gobierno de facto. Este accedió a darle un salvoconducto para que viajara como asilado del gobierno mexicano, pero Zelaya pretendía llegar a México como huésped distinguido
El derrocado presidente de Honduras, Manuel Zelaya, trató el miércoles de partir hacia México desde la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde está refugiado desde hace casi tres meses, pero su intento fracasó por desacuerdos con el Gobierno de facto

El canciller hondureño, Carlos López señaló "quedó abortado el acuerdo de salida en las circunstancias actuales, pero el gobierno no tiene una negativa en el sentido de considerar una solicitud debidamente formulada", dijo.

Sobre Zelaya pesan órdenes de arresto si sale de la sede diplomática brasileña en Honduras, donde permanece tras haber regresado clandestinamente al país el 21 de septiembre.

Zelaya fue expulsado del país por militares el 28 de junio, acusado de violar la Constitución por insistir en realizar un referéndum que abriera paso a la reelección, pero regresó clandestinamente al país casi tres meses después.

El Gobierno de facto dijo que había decidido atender un salvoconducto para asilo político pedido por México, pero que luego el gobierno de Felipe Calderón cambió su pedido original y por esa razón fue rechazado.

"Se hizo evidente que dicho gobierno se apartó de su postura original, y en vez presentó una solicitud no conforme a los requerimientos legales para un salvoconducto por asilo político", dijo el ministro de Prensa, René Zepeda, al leer un comunicado por la televisión estatal.

Comentá la nota