"Me frustra no haber podido cambiar el código de planeamiento urbano"

Al responder a las preguntas de usuarios del sitio web de PUNTAL, el saliente defensor del Pueblo, Juan Manuel Llamosas, remarcó la diversidad de los 66 mil reclamos que recibió en sus años de gestión.

En sus últimos días como defensor del Pueblo de Río Cuarto, Juan Manuel Llamosas aceptó responder las preguntas realizadas por los usuarios de Puntal.com.ar.

Aunque siente que ha cumplido con los objetivos que se propuso, lamentó no haber logrado la sanción de un nuevo código de planeamiento urbano, que de respuestas a los problemas generados por la construcción caótica en la ciudad.

Pese a que dice aún no pensar en la intendencia de la ciudad, en breve comenzará a trabajar en el proyecto político que Eduardo Mondino tiene, dentro del peronismo cordobés.

Diversidad

-El primer interrogante lo propone Nancy: ¿Qué cosas de la función le cansaron? ¿Qué incidencia tuvieron esas cosas para que desista a postularse nuevamente?

- No me cansó nada en particular. Hay cuestiones personales e institucionales por las que decidí no aceptar la propuesta de una reelección, dando por concluido un ciclo y empezando otro. Institucionales, porque no es bueno entronizarse en los cargos, es saludable para las instituciones que haya recambio de personas. Yo hacía ocho años que estaba, cuatro como adjunto, cuatro como titular. Personales porque consideré que era el momento de recuperar la cuestión familiar y la profesional, que la tenía postergada.

- Manu pregunta si su decisión también tiene que ver con que el radicalismo te retiró el apoyo.

- No. La decisión venía desde fines del año pasado. Yo agradecí al Partido Justicialista que luego de cuatro años, me volviera a proponer la postulación. Incluso otros sectores sociales y políticos también me manifestaron su intención de que continuara. Pero entendieron mi decisión. En una institución, cuando uno cumple los objetivos que se propone, no es saludable que permanezca por comodidad.

La sucesión

- Gera le cuestiona si no le parece lamentable la pelea que hubo en el seno del PJ para elegir a su sucesor.

- El proceso de elección del defensor del Pueblo requiere discusiones y debates. Eso es saludable. A mí me hubiera gustado, y lo manifesté, que se unificara en una persona la representación del partido. Lamentablemente no pasó. De todos modos es una etapa superada. Aunque en segunda vuelta, se dio en el marco de las disposiciones de la Carta Orgánica. Y ahora todos vamos a bregar para el éxito de la gestión del nuevo defensor.

- Hernán quiere saber su opinión sobre Eduardo Mugnaini.

- Creo que va a desarrollar adecuadamente el cargo. Es una persona que tiene experiencia en función pública y antecedentes para esta función. Además tiene una actividad vinculada a las instituciones, lo cual lo ayudará. Y tiene propuestas para avanzar en materias que van a servir a la sociedad. De nuestra parte vamos a colaborar en todo. Incluso yo acepté integrar el consejo asesor que él propuso.

- Laura pregunta qué problemáticas siente que le quedaron pendientes de resolver.

- Si quedaron, fue debido al número de reclamos (16 mil por año), y la diversidad, que creo que fue la nota característica. Porque eran vecinos de la región, no sólo de la ciudad. Y no fueron sólo reclamos por impuestos, obras y servicios públicos; fueron también por defensa del consumidor, medio ambiente, obras sociales, inmigrantes, derechos de los niños, multas en ruta, obras en construcción. Tal vez por esa cantidad de reclamos diversos, no pudimos hacer con frecuencia las salidas a los barrios, que fue uno de nuestros proyectos. Y como frustración, no haber podido modificar el código de planeamiento urbano, un tema que es central y nos generó mucha participación en los consejos asesores que se generaron en el Concejo Deliberante. Hicimos propuestas, como incorporar los retiros a las propiedades colindantes a los edificios, suspender las excepciones que autorizan determinadas construcciones en zonas no permitidas, pero sigue irresuelto.

- ¿Esa debería ser la preocupación inmediata de quien le sucede en el puesto?

- Creo que sí. Merece una solución rápida. Es un proceso que lleva no menos de 4 años de discusión y aún está irresuelto. Seguramente el nuevo defensor gestionará para que así suceda.

- Laura: ¿Considera que la Defensoría actúa con agilidad para dar respuestas ante los reclamos?

- Obviamente, no se puede satisfacer toda la demanda, pero el equipo que me acompañó se caracterizó por poner énfasis en la gestión directa frente a la problemática, no en lo administrativo. Es decir, no tanta formalidad en la presentación, sino hablar con el funcionario, o la empresa o quien correspondiese para que la gestión resultara lo más rápida posible.

El futuro político

-¿En algún momento va a buscar la intendencia?

- Los cargos son producto del trabajo, la militancia y la actividad que uno desarrolla en los espacios en que le toca estar. Los cargos deben surgir naturalmente, cuando la estructura partidaria cree que uno es la persona indicada y los vecinos consideran que uno puede representarlos. Cuando incursione en política, no voy a pensar en un cargo, sí en cambiar algunas cosas y construir otras. Lo haré con gente que ya me acompaña y tiene la misma idea.

Comentá la nota