Por el frío, la gripe y la crisis, cayeron un 50 por ciento las ventas en la feria franca

Las ventas de frutas y verduras registraron una caída de casi el 50 por ciento, aseguran los hombres y las mujeres que trabajan en la feria franca.
Según las distintas interpretaciones, el fenómeno se debe al frío, al temor por la gripe A, y a la crisis de los bolsillos. O a una combinación de todos ellos. Los feriantes afirman que también los precios se fueron para abajo, y que sólo unos pocos productos que escasean en esta estación están más caros ahora, que en otras épocas del año.

"Ahora viene menos gente. Diría que las ventas cayeron más de un 50 por ciento en los últimos días", dijo Raúl García, uno de los feriantes que ofreció sus productos ayer en la feria que se instaló en la avenida Las Heras, frente al campus de la Universidad Nacional del Nordeste.

Para García, la caída en las ventas tiene su explicación en el hecho que desde que llegó el frío hay menos público en la feria, que es al aire libre, y además por el temor provocado por la epidemia de gripe A.

Su colega, el horticultor Luis Piza, sin embargo, considera que la merma en las ventas se debe, fundamentalmente, a que en la provincia hace rato que se viene sintiendo los efectos de la crisis de la economía internacional. "Desde hace cinco meses que viene menos gente", señaló.

Otro feriante, Roberto, opinó que el freno en las ventas de frutas y verduras se debe a una combinación de todos estos factores, es decir, el miedo de la gente a concurrir a lugares donde haya mucho público por temor al contagio del virus de la influenza A, sumado al frío de las últimas jornadas, y al impacto de la crisis en los bolsillos de los chaqueños.

¿Más bajos?

¿Si hay menos ventas, los precios bajan?, fue la pregunta obligada que se les hizo a los feriantes. Todos los consultados coincidieron en que, efectivamente, cada vez que hay menos salida de productos, por lo general se apela a una reducción de precios para alentar la compra de parte de los consumidores.

"Yo soy productor de hortalizas, y puedo manejar mejor los precios, por eso a veces tengo productos que están casi regalados. Así y todo, las ventas no mejoras. Para mí es porque la gente cuida más la plata ahora por la crisis internacional", sostuvo Luis Piza, propietario de una quinta en Colonia Benítez donde cultiva lechugas, acelga y perejiles, entre otras hortalizas.

No obstante, los feriantes aclaran que no todos los productos registraron una disminución en los precios sino que, por el contrario, ahora están más caros, debido a que escasean en el mercado local, como es el caso del choclo (que se consigue a 2 pesos cada uno), o la frutilla, cuyo valor por kilo varía entre 10 y 14 pesos, según en lugar donde se compre

Del otro lado del mostrador, entre los compradores las opiniones sobre los precios son diversas. Para algunos, como Luisa Arce, los valores de las frutas y las verduras se mantuvieron prácticamente igual en los últimos meses, sin variaciones importantes. Rubén Paniagua, en cambio, consideró que hubo productos como el tomate redondo y la papa que redujeron sus precios, y que algunas frutas como la manzana se consiguen unos centavos más baratas que en otros meses.

Mario Benavídez, por su parte, dijo que notó que la mayoría de las frutas y las verduras aumentaron de precios en las últimas semanas. "A mi la plata cada vez me alcanza menos", se quejó el hombre, mientras se paseaba con un changuito de compras entre los puestos de la feria.

"Es por el frío"

Diana Romero tiene un puesto de venta de frutas, verduras y otros productos en la calle Remedios de Escalada, a metros de la calle Santa Fe. En su opinión, los locales del rubro que no están en la feria franca también sienten la caída en las ventas, aunque considera que se debe a que las bajas temperaturas hacen que los compradores se queden en sus hogares. "No es por el miedo a la gripe. Para mi es por el frío", sostuvo.

Comentá la nota